Cometa

Cometa

La estrella

El cometa es sin duda uno de los símbolos que claramente representan un pesebre, un pesebre sin cometa es un pesebre aburrido e inacabado porque, precisamente, carece de su símbolo, ese objeto que lo identifica y lo representa en el mundo en la mayoría de culturas.


Orígenes

La historia del Evangelio según Mateo habla de este fenómeno astronómico que anuncia el nacimiento de Jesús. Los intentos, también y sobre todo científicos, de intentar identificar si efectivamente un cuerpo celeste (no necesariamente un cometa, sino también, por ejemplo, una nova) ha sido visible en el cielo de Jerusalén han sido muchos, pero no se ha visto mucha luz. hecho y en verdad aquí ni siquiera nos interesan demasiado las diversas hipótesis que se han formulado, lo que más nos preocupa es que inmediatamente las representaciones del belén, ergo en consecuencia los belenes, comenzaron a tener esta estrella colocada exactamente encima del pequeña choza donde nació Jesús. Hay muchos ejemplos, incluso muy famosos, tome por ejemplo "La Adoración de los Magos" de Giotto, en este fresco, que se puede admirar en la Capilla de los Scrovegni, se ve claramente la Estrella del Cometa, que en ese momento ya era reconocida. como símbolo de la natividad.


¿Dónde colocarlo?

Dicho esto, y dada la gran incertidumbre que queda sobre esta estrella que, al menos según el Evangelio de Mateo, cruzó el cielo en esa fatídica noche, tratemos de ver cómo se puede utilizar en nuestro pesebre. En primer lugar intentaré ilustrar muy brevemente la confusión que reina sobre la posición del cometa, siempre sin herir la susceptibilidad de nadie; de hecho hay cierta incertidumbre porque la estrella era de hecho según los textos claramente visible en el cielo y servía para indicar el camino a los magos entrantes, pero el cometa estaba posicionado encima de la cabaña o indicaba el camino a los magos que los precedían. en el camino? Este punto nunca ha sido bien aclarado, y tanto en la pintura como en las representaciones de los belenes suelen estar representados de ambas formas, de hecho hay quienes colocan el cometa antes de la noche de Navidad lejos del pueblo central y de la cabaña con los Reyes Magos, hay quienes en cambio lo colocan directamente encima de la cabaña y nunca lo publican, para indicar el lugar donde se llevará a cabo el evento, en cambio hay quienes lo dejan encima de los Magos, quienes como sabemos llegarán solo después de unos días en la presencia de Jesús.


Como hacerlo

Para hacer el cometa, y luego colocarlo encima de la cabaña o más distante debajo de los Reyes Magos, realmente no hay límite para la imaginación, como decíamos el cometa es un poco el símbolo de la cuna y por eso ir a cualquier tienda. encontrará miríadas de estrellas cometas listas para usar en su trabajo, sin embargo, también podría ser una buena idea hacerlo usted mismo, para hacer que su belén casero sea mucho más original de esta manera. Veamos algunos pequeños ejemplos, puedes hacer una estrella de madera contrachapada usando papel dorado para cubrirla y hacer el rastro de tu estrella, pero también puedes, si tienes un poco más de experiencia, usar un tubo de luz para el rastro y hacerlo brillante. Para hacerlo brillante, creando así un efecto verdaderamente maravilloso, también puedes usar luces navideñas blancas y luego usar tu fantasía para aplicarlas a la estrella. Sin embargo, nuestro consejo es uno, como seguramente sabes para crear el cielo hay varios tonos de papel, por lo tanto capaces de crear un cielo muy oscuro o un cielo más claro, bueno te aconsejamos que compres el papel de cielo más oscuro posible, esto porque primero de todo, pues el evento que el belén quiere conmemorar tuvo lugar en medio de la noche de diciembre, y por lo tanto el cielo solo podría estar muy oscuro, y en segundo lugar para iluminar la escena estará la estrella de Navidad! Cuanto más oscuro sea el cielo y más destacará tu poinsettia en toda su belleza, una vez más te recomendamos que pongas mucha atención en crearla, hay muchas formas y también puedes comprarla ya hecha, usa tu imaginación para crear una espléndida estrella que será el buque insignia de todo el belén.


Cometa: Conclusiones

En definitiva, el cometa, símbolo por excelencia del belén, es siempre una pieza única y nunca banal, cada belén de hecho lo entiende a su manera y si alguno de vosotros habéis tenido algún lector alguna vez la suerte de asistir. una exposición de belenes amateurs o artesanos, descubrirá que cada artista ha entendido el cometa a su manera y con mucha imaginación lo ha creado y resaltado en su obra.


Poinsettia es una planta tropical que en su hábitat natural puede alcanzar alturas de 2 a 4 metros. Aquí se cultiva como planta de interior y alcanza un máximo de unos cincuenta cm. Florece durante los cortos días de invierno y debe cuidarse especialmente durante la primavera y el verano. La condición ideal es colocar la estrella de Navidad en una habitación luminosa y frescalejos de fuentes de calor y luz solar directa.

Durante la primavera debe mantenerse con poca luz, preferiblemente al aire libre. A partir de octubre se puede llevar a casa y guardar. mayormente en la oscuridad es durante no más de 8 horas bajo luz natural no directo, a una temperatura que incluye entre 15 y 25 grados. Si no tiene forma de mantenerlo en la oscuridad durante el tiempo que sea necesario, puede cubrirlo con una bolsa de lona negra.


Índice

  • 1 El antiguo debate sobre la naturaleza de la estrella
  • 2 Texto del Evangelio
  • 3 historicidad
  • 4 Significado simbólico
  • 5 Interpretación Midrashica
  • 6 Interpretación de Testigos de Jehová
  • 7 intentos de identificación astronómica
    • 7.1 Espectaculares eventos astronómicos
      • 7.1.1 Un cometa
      • 7.1.2 Una Nova
    • 7.2 La conjunción Júpiter-Saturno
      • 7.2.1 Algunos ejemplos ilustrativos
    • 7.3 Otras conjunciones planetarias
  • 8 curiosidades
  • 9 notas
    • 9.1 Referencias
  • 10 Bibliografía
  • 11 artículos relacionados
  • 12 Otros proyectos
  • 13 Enlaces externos

Ya en la antigüedad las opiniones de los cristianos estaban divididas, también porque las opiniones de los filósofos sobre la naturaleza de los cuerpos celestes eran confusas. Según el filósofo judío Filón de Alejandría y antes que él Platón y los estoicos, las estrellas "son criaturas vivientes, pero de un tipo enteramente espiritual" [3]. Incluso Aristóteles formuló puntos de vista contradictorios sobre el tema. La identificación de las estrellas con los ángeles se refleja en muchos textos bíblicos o en la literatura judía. Por lo tanto, varios padres de la iglesia, incluido Juan Crisóstomo, no vieron ninguna contradicción en el hecho de que una estrella, es decir, un ángel, descendiera a la tierra para guiar a los Magos al establo de Jesús, según la narrativa popular y en analogía con el orientación dada a Israel durante el Éxodo (14.19 23.20 32.34 33.2).

Una línea de pensamiento completamente diferente aparece en Orígenes de Alejandría, quien argumentó que debe ser un evento natural y no milagroso. San Jerónimo luego luchó contra la idea de que las estrellas pudieran ser ángeles y finalmente en 553 el Concilio de Constantinopla II excluyó estrictamente que los planetas o las estrellas pudieran tener un alma.

La mayoría de los exégetas antiguos, por tanto, interpretaron la estrella como un fenómeno celeste inanimado, natural o portentoso, pero sin identificarla con un cometa. De hecho, en la iconografía cristiana antigua la estrella nunca se representa con su cola. El ejemplo más antiguo es un fresco de las catacumbas de Priscilla (siglos III-IV).

La representación común en forma de cometa y las palabras "cometa" se remontan al hecho de que Giotto, impresionado por el paso del cometa Halley en 1301, lo dibujó precisamente como un cometa de cola larga en la Capilla Scrovegni de Padua. A partir del siglo XV, el detalle ha tenido una extraordinaria fortuna artística, en particular en las representaciones de la Natividad y el pesebre.

La cola responde al deseo de representar un objeto celeste que indica una dirección, de acuerdo con la lectura popular del texto evangélico.

Aquí está el texto de Mateo, en el que también se informan algunos términos del texto griego original:

3 Al oír estas palabras, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. 4 Reuniendo a todos los principales sacerdotes y escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Mesías.

5 Ellos le respondieron: En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta: 6 Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres realmente la capital más pequeña de Judá: porque de ti saldrá un jefe que alimentará a mi pueblo, Israel.».

7 Entonces Herodes, llamó en secreto a los Magos, les preguntó la hora exacta en que apareció la estrella 8 y los envió a Belén instándolos: "Id y averigüad bien sobre el niño y, cuando lo encuentres, avísame, para que Yo también vengo a adorarlo ».

9 Cuando oyeron las palabras del rey, se fueron. Y aquí está la estrella (ὁ ἀστὴρ, o aster), que habían visto en su ascenso (ἐν τῇ ἀνατολῇ, en tê anatolê), los precedieron (προῆγεν αὐτούς, proêghen autoús), hasta (ἕως, eôs) vino y se paró arriba (ἐστάθη ἐπάνω, estáthe epáno) el lugar donde estaba el niño.

10 Cuando vieron la estrella, sintieron una gran alegría. 11 Cuando entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y se postraron y lo adoraron. Luego abrieron sus ataúdes y le ofrecieron regalos de oro, incienso y mirra.

12 Luego, advertidos en sueños de que no volvieran a Herodes, regresaron a su país por otra ruta.

[. ] 16 Herodes, al darse cuenta de que los magos se habían burlado de él, se enfureció y envió a matar a todos los niños de Belén y su territorio desde dos años para abajo, correspondiente a la hora en que le habían informado los magos. » (Mateo 2,1-12,16)

Como se puede ver, el relato bíblico no se corresponde exactamente con la tradición cristiana popular común y, en cambio, contiene detalles útiles que deben enfatizarse:

  • El texto no especifica cuánto tiempo después del nacimiento de Jesús llegaron los magos a Belén, ni que Jesús y su familia todavía estaban en el refugio improvisado (el "establo") donde tuvo lugar el nacimiento. Ni la tradición litúrgica, que deja sólo doce días entre Navidad y Epifanía, ni la iconografía tradicional del evento tienen base bíblica.
  • No se dice que los magos fueran reyes, ni cuál era su número y nombre (ver la entrada Magos para conocer el origen posterior de estas tradiciones).
  • El término "magos" indica pertenecer a una casta sacerdotal de astrólogos zoroastrianos, cuyo centro más importante fue Babilonia. Las palabras ἐν τῇ ἀνατολῇ, en tê anatolê, (literalmente "en su ascenso") también se puede traducir "en el este", reforzando la indicación del origen de los magos (al este de Jerusalén estaba Babilonia y más allá de Persia)
  • Alternativamente, traducir ἐν τῇ ἀνατολῇ como "en el este" podría indicar que la estrella brillaba en el este. En realidad todas las estrellas se mueven (movimiento aparente) de este a oeste, ver movimiento diurno, mientras que el movimiento de revolución (con respecto a las llamadas estrellas fijas) suele ser de oeste a este, ver motodo directo y ej. la imagen en el cometa # características orbitales) ->
  • Mateo, sin embargo, usa el término ἀστὴρ, aster, más adecuado para una estrella que un cometa
  • El texto no dice en absoluto que los Magos llegaron a Jerusalén siguiendo la estrella, sino solo que la vista de la estrella los llevó a buscar noticias en la corte de Herodes sobre el nacimiento de un rey de los judíos.
  • Herodes fue informado del nacimiento de Jesús sólo gracias a los Magos, lo que podría indicar que la interpretación de (o de) los eventos astrológicos eventuales no era obvia para los astrólogos helenísticos, mientras que era más clara para los caldeos.
  • Los Magos "sintieron una gran alegría" porque la posición de la estrella correspondía precisamente a la dirección de Belén, no porque hubiera reaparecido después de un encubrimiento temporal. El texto no dice, pero no excluye, que la estrella permaneció visible continuamente durante todo el viaje (como necesario si fuera un cometa o una nova)
  • La estrella brilló al sur de Jerusalén (esta, de hecho, es la dirección de Belén)
  • La indicación de que la estrella estaba sobre el lugar donde estaba Jesús puede tener muchos significados. En los textos contemporáneos la indicación ἐστάθη ἐπάνω, estáthe epáno, se utiliza para cometas cuya cola se dirige hacia arriba [Nota 1]. Finalmente, según Mario Codebò, el texto griego es ambiguo y podría traducirse de una manera completamente diferente a la habitual (inaugurado en la traducción latina de San Gerolamo). Por ejemplo, el Evangelio de Mateo podría decir simplemente que el amanecer surgió justo cuando los Magos llegaron a Belén (la estrella, por lo tanto, no se detuvo sino que desapareció por demasiada luz) [Nota 2]
  • El asesinato de todos los niños menores de dos años indica que el evento o la secuencia de eventos significativos puede haber comenzado incluso dos años antes, o quizás menos si se supone que Herodes anticipó la posible fecha de nacimiento de Jesús con mayor seguridad. [sin fuente] Sin embargo, muchos estudiosos, incluidos los cristianos, consideran que la masacre de los inocentes no es un acontecimiento histórico [4].

La aparición de la estrella y la presencia concomitante de los magos descrita por Mateo son consideradas no históricas por muchos eruditos, incluidos exégetas cristianos, como Raymond Brown, John Dominic Crossan, Rudolf Bultmann, quienes argumentan que la narrativa del nacimiento de Jesús se inspiró en tradiciones inspiradas en el Antiguo Testamento y el nacimiento de Moisés, a su vez derivadas de tradiciones anteriores de otros pueblos. [5] [6] [7] El teólogo Raymond Brown, además de enfatizar la derivación de la estrella y los magos del cuento de Balaam (Nú 22-24), cree que "realmente nadie, incluidos los astrónomos, toma en cuenta el relato de Mateo como una historia literal. Mateo dice que los Magos vieron la estrella (no planetas, ni un cometa) del Rey de los Judíos en su salida (o en el Este), y que fue antes que ellos desde Jerusalén a Belén y se detuvo donde En la literatura reciente no he encontrado una explicación astronómica que se ajuste completamente a esto "el mismo teólogo cree, sin embargo, que es posible que algún fenómeno celeste anterior, como, por ejemplo, la aparición del cometa Halley en el año 12 a. C. - puede haber permanecido en la memoria colectiva y adaptado por Mateo a la natividad de Jesús. [8] Raymond Brown también señala cómo en la historia "muchos rasgos son desconcertantes. Si Herodes y toda Jerusalén supieran del nacimiento del Mesías en Belén [ los magos y la estrella] (Mt2: 3), y de hecho Herodes masacró a los niños de toda una ciudad en el curso de la búsqueda de Jesús (2:16), porque más tarde en su ministerio nadie parece conocer los maravillosos orígenes de Jesús (13: 54-55), y el hijo de Herodes no recuerda nada de él (14: 1-2)? " [9] y, además, el erudito señala que "la incapacidad de Herodes para encontrar al niño en Belén sería perfectamente comprensible en una historia en la que no había sabios de Oriente y donde solo tenía un conocimiento general de las Escrituras de Belén para guiarlo. Se vuelve ridículo cuando el camino a la casa estaba marcado por una estrella que se detuvo en él, y cuando el camino hacia la puerta de la casa en un pequeño pueblo se destacó por la presencia de extraños exóticos [los Magos] " . [10]
En consecuencia, el teólogo Rudolf Bultmann señala la existencia de paralelos precedentes, bíblicos y extrabíblicos, para el relato de la adoración de los Magos y el "motivo de la estrella que anunciaba el nacimiento del héroe, y el motivo de la estrella que indicó el camino hacia el nacimiento de un rey ". [11]
En cuanto a la historicidad de la narrativa de Star-Magi, incluso el erudito bíblico Mauro Pesce observa que "todo sugiere que la historia de los Magos es solo un artificio literario-propagandístico. Mateo escribió alrededor del año 80, cuando la nueva religión se estaba extendiendo fuera de Palestina. Probablemente su Evangelio quería enviar un mensaje a los no judíos, diciendo que Jesús se había revelado también y sobre todo a ellos: de hecho, para los judíos los Magos eran "gentiles", es decir, paganos y, sin embargo, según Mateo, supieron de la llegada del Mesías ante el clero de Jerusalén ". Concordantemente Francesco Sforza Barcellona, ​​profesor de Historia del Cristianismo en la Universidad de Roma-Tor Vergata, subraya que "en el relato del Evangelio hay mensajes en código también para los judíos. El esfuerzo por hacer que la figura de Jesús cuadre con las profecías bíblicas es evidente. Por ejemplo, en el Salmo 71 (ahora 72) se predijo que al Mesías se le daría "oro de Arabia" y que "los reyes de los árabes y de Saba" (léase Yemen) le "pagarían tributo" adoración de los Magos, que con su oro "legitiman" a Jesús sobre la base de parámetros bíblicos ". [12]

La presencia de una estrella en el nacimiento de Jesús es un símbolo mesiánico. La referencia bíblica es la profecía de Balaam sobre una estrella, que aparecería en Jacob Num 24.17. Aunque la estrella se ha identificado a menudo con el rey David, incluso antes del nacimiento de Cristo, algunos judíos la habían identificado con el Mesías [Nota 3]. En el siglo II, Orígenes e Ireneo de Lyon recordaron esta profecía precisamente en relación con la Estrella de Belén [13]. La identificación mesiánica es aún más clara en la versión de la LXX (la que normalmente usan los evangelistas), en la que el "cetro", que se levanta en Israel, se traduce al griego como "hombre" [14].
La profecía "Una estrella se levanta de Jacob y un cetro se levanta de Israel, rompiendo los templos de Moab y los cráneos de los hijos de Set."(Nú24,17) - como lo demuestran varios estudiosos, incluido el teólogo Raymond Brown - de hecho prefigura la aparición de una estrella excepcional para el triunfo de Israel, y su Mesías, sobre los enemigos y, además, también" la inspiración directa porque la historia de los Magos viene del cuento de Balaam "- también contenida en el libro de Números, capítulos 22 al 24 [15] - refiriéndose al adivino Balaam y Balac, rey de Moab, quienes recibirán una revelación de Balaam quien frustrará sus planes, creando similitudes con Herodes y los Magos. [12] [16]
De acuerdo con la profecía de Balaam, el tema de la "luz" aparece en muchas otras profecías aplicadas tradicionalmente al Mesías, incluida aquella con la que este pasaje está más estrechamente conectado Is 60,1-6.
El carácter "nacionalista" de la profecía de Baalam puede ser la razón por la que la estrella no aparece en el Evangelio de Lucas, dirigido a los "gentiles" y judíos helenizados.

Algunos eruditos bíblicos modernos aún siguen las tesis de Juan Crisóstomo esbozadas anteriormente, integrándolas con el método histórico-crítico de lectura de textos bíblicos: la estrella de Belén, por lo tanto, podría ser una invención narrativa perteneciente al género literario hebreo del midrash [17 ]. El narrador simplemente quiso afirmar indirectamente que Jesús era el Mesías anunciado por el Antiguo Testamento y habría utilizado para ello los mismos elementos simbólicos que utilizaron los profetas, probablemente sin tener ni la conciencia ni la intención de introducir elementos sobrenaturales, que siglos después (pero no en su época, como se discutió anteriormente) muchos lectores habrían considerado descabellado.

Según los testigos de Jehová, esta estrella fue "una estratagema malvada de Satanás, que es capaz de producir tales fenómenos" [18] [19], por las siguientes razones:

  • Magi, en griego màgoi, significa astrólogos o hechiceros, profesiones que según la Biblia son "detestables a Jehová", "en abominación a Jehová" según la traducción CEI. (Dt 18: 10-12)
  • En las escrituras, Dios usó a sus ángeles para comunicarse en apariciones directas o en sueños (Lucas 2: 8-11). De hecho, de esta manera se advirtió a los magos que no regresaran a Herodes. (Mt 2:12)
  • La estrella no llevó a los hombres directamente a Belén sino a Jerusalén, donde el rey Herodes (enemigo del Mesías) se enteró de que estaban buscando a Jesús.
  • Esto puso en grave peligro la vida del futuro Mesías y provocó la muerte de muchos niños menores de dos años.

Las pistas astronómicas utilizadas para explicar la narración del Evangelio de Mateo son de dos tipos: eventos astronómicos excepcionales de gran efecto visible como el paso de un cometa o la formación de una supernova o conjunciones planetarias de especial significación astrológica.

Esto último explicaría mejor cómo los magos pudieron entender que tenían que ir a Jerusalén, dado que la orientación de cada estrella o evento astronómico con respecto a los puntos cardinales cambia continuamente debido a la rotación de la tierra solo la estrella polar permanece fija. Un evento astronómico natural, por lo tanto, no pudo indicar la dirección de Babilonia a Jerusalén y, de hecho, solo para el tramo muy corto entre Jerusalén y Belén (8 km) Mateo dice que la estrella "precedió" a los Magos, indicando que estaba en un dirección sur en la hora de duración aproximada del último tramo del viaje.

Los dos tipos de eventos también podrían combinarse entre sí, asignando a una conjunción planetaria el papel "informativo" ya una supernova o cometa el papel "direccional". Esta hipótesis fue propuesta por primera vez por Kepler [20] y posteriormente adoptada por varios autores, incluidos los más recientes [Nota 4].

Dado que la muerte de Herodes se remonta principalmente al año 4 a. C., la mayoría de los eruditos han analizado el período 8-4 a. C. algunos trabajos, sin embargo, han encontrado eventos astronómicos interesantes también en el período subsiguiente 3-1 a. C., el período de dos años inmediatamente anterior a la fecha tradicional del nacimiento de Jesús.

Espectaculares eventos astronómicos Editar

La hipótesis de un acontecimiento excepcional concuerda con la descripción que da el Protoevangelio de Santiago, escrito apócrifo del siglo II, según el cual la Estrella era "tan brillante que las otras estrellas desaparecen". Sin embargo, la fuente no es lo suficientemente fiable como para considerar este detalle vinculante [20]. Además, todos habrían notado un evento excepcional y Herodes no habría necesitado preguntar a los magos la fecha precisa del inicio del evento. El evento excepcional, si realmente tuvo lugar, debe haber sido precedido por otros eventos astronómicos, cuyo significado solo fue comprensible para los astrólogos.

Un cometa Editar

La hipótesis de que la estrella de Belén fuera un cometa, o algo similar, se remonta a Orígenes, lo cual no se basa en tradiciones anteriores, pero supone que se trataba de una nueva "estrella", es decir, un evento excepcional, probablemente en el objetivo no desviarse del rechazo de la práctica astrológica, habitual entre los cristianos [21]. Orígenes cita el tratado perdido "Sobre los cometas", escrito por el tutor de Nerón, Cheremone, según el cual era una práctica aceptada que la aparición de cometas o nuevas estrellas señalaba el nacimiento de personajes importantes y, por lo tanto, era plausible que los magos se hubieran puesto en viaje a su apariencia.

Se ha propuesto que la estrella era el cometa Halley, que era visible en el año 12 a. C. [Nota 5], pero esta fecha no es compatible con la opinión actual de la mayoría de los historiadores, que fechan el nacimiento de Jesús entre el 7 y el 4 a. C. Se desconoce el paso de otros cometas en el período de interés, excepto quizás un evento del 5 a. C., descrito por los astrónomos chinos como un cometa, pero hoy a menudo reinterpretado como una supernova. La identificación de la estrella con este cometa es apoyada, por ejemplo, por Colin Humphreys [22], quien la usa para fechar el nacimiento de Cristo alrededor de la Pascua en el 5 aC.

Como se mencionó anteriormente, la identificación de la "estrella" con un cometa solo se convirtió en una opinión común en el siglo XV, un siglo después del trabajo de Giotto.

Una edición de Nova

Sin embargo, algunos estudios han encontrado rastros de una explosión de supernova:

  • En 1977, un grupo de investigadores británicos (Clark, Parkinson y Stephenson [23]) descubrió que los anales astronómicos chinos registran el 5 de marzo antes de Cristo. la aparición de un objeto brillante, probablemente una nova, que permaneció visible durante unos 70 días entre las constelaciones de Aquila y Capricornio [Nota 6]. Es casi seguro que es un objeto también detectado por los astrónomos coreanos, incluso si sus grabaciones contienen inexactitudes, probablemente debido a errores de transcripción [24] [25]. Si los Magos partían de Mesopotamia cuando él apareció, podrían llegar a Judea en abril / mayo: en ese período, al amanecer era visible desde Jerusalén hacia el sur, es decir hacia Belén, en perfecta correspondencia con el relato del Evangelio.
  • Una hipótesis reciente sugiere que la estrella de Belén era una supernova o una hipernova, cuyos rastros se han descubierto cerca de la galaxia de Andrómeda. La datación de este evento no es posible actualmente, pero podría llegar a serlo con el avance de la tecnología. Frank Tipler, sin embargo, observa que una supernova en Andrómeda explicaría literalmente un aspecto misterioso del Evangelio de Mateo: la parada de la estrella justo encima de Belén [26]. La "parada" indicaría llegar al cenit, el instante en el que la estrella deja de proporcionar una indicación direccional.

La conjunción Júpiter-Saturno Editar

Algunos estudiosos han sugerido que la estrella de Belén no era una estrella o un cometa, sino una llamarada debida al planeta Júpiter en conjunción con otros planetas menos brillantes. Giovanni Kepler (De anno natali Christi, 1614) informó por primera vez que en el 7 a. C. hubo una triple conjunción de Júpiter con Saturno y Marte en la constelación de Piscis [2]. El fenómeno también había llamado la atención de los astrónomos caldeos, que lo habían previsto desde el año anterior [Nota 7]. La tablilla con la predicción del fenómeno, fechada el 8 a. C., se encontró en cuatro copias en diferentes sitios (un hecho muy raro) lo que indica el interés de los antiguos astrólogos por el fenómeno.
Sin embargo, los eventos astrales del 7-6 a.C. siguen siendo los más interesantes para la mayoría de los estudiosos, especialmente los triple conjunción (es decir, que ocurrió tres veces en un corto período de tiempo, de unos pocos meses) entre Júpiter y Saturno, probablemente ocurrió en la constelación de Piscis entre el 7 y el 6 a.C.
Una conjunción Júpiter-Saturno en la misma constelación, excluyendo la precesión de los equinoccios, ocurriría, según Kepler, con un ciclo de unos 800 años solares.
Generalmente, los planetas Júpiter y Saturno, muy brillantes en el cielo, siempre se alinean con el Sol cada 19 años y 314 días y, normalmente, estas conjunciones son muy cortas, es decir, visibles solo por unas pocas horas al amanecer o al atardecer, o incluso invisible, cuando, por ejemplo, nuestro planeta está en oposición. Sin embargo, a partir del hecho de que el período de revolución de la Tierra es mucho más corto que el de los otros dos planetas, la Tierra puede alinearse cualitativamente con el Sol, Júpiter y Saturno antes de que se separen significativamente. De ello se deduce que la alineación geocéntrica de los dos planetas tiene el mismo período promedio que su alineación heliocéntrica, pero de una manera más irregular (es decir, anticipando o posponiendo unos meses), precisamente debido al movimiento de la revolución de la Tierra. Cuando la Tierra está exactamente alineada tanto con los dos planetas como en el día en que están alineados con el Sol, se dice que la conjunción ocurre por alineación heliocéntrica en este caso, ocurren otras dos conjunciones, unos cien días antes y alrededor de cien días después de ese día, y estos son causados ​​en cambio por una única alineación geocéntrica (es decir, que ocurre solo con el planeta Tierra). Estos tipos de conjunciones se denominan múltiples o incluso triple, porque ocurren tres veces en un período corto de tiempo (6-7 meses). Son un efecto debido a la mayor velocidad angular de la Tierra, lo que determina un aparente movimiento retrógrado tanto de Júpiter como de Saturno, en el período comprendido entre la primera y la tercera conjunción. El efecto es más visible con el planeta más cercano a nosotros, y ese es Júpiter, su aparente movimiento retrógrado es más rápido, y lo hace volver, en poco tiempo, para volver a cruzarse con la trayectoria de Saturno. Luego, cuando el movimiento retrógrado se agota y el movimiento aparente se acelera en la dirección normal, finalmente tiene lugar la última conjunción.

En algunos casos, un efecto similar puede ocurrir incluso sin esperar 800 años si en el día de la alineación heliocéntrica la Tierra, aunque no esté perfectamente alineada con Júpiter y Saturno, estuviese, sin embargo, en un sector angular de unos 30 °, ocurriera algunos conjunciones múltiples, incluso si ya no equidistantes en meses. La conjunción central del período del fenómeno podría superponerse a una de las extremas, de modo que una triple conjunción podría reducirse a un pseudodoble.
Este último tipo de conjunciones múltiples ocurriría, en promedio, cada 120 años. De hecho, el arco entre -30 ° y + 30 ° es 1/6 del ángulo de rotación de 360 ​​°, por lo que hay una conjunción múltiple cada seis. El fenómeno, sin embargo, es muy irregular: puede haber múltiples eventos consecutivos, y otros incluso con siglos de diferencia. Según De Cesaris, aquellos en los que la Tierra también está muy cerca de la alineación heliocéntrica, ocurren, en promedio, cada 500 años. La frecuencia se reduce aún más si se requieren condiciones adicionales, como ocurre dentro de una casa Zodiac específica [27].
En cualquier caso, el efecto, visto desde el suelo terrestre, daría como resultado dos estrellas muy brillantes y muy cercanas, casi pareciendo una, por un período de tiempo satisfactorio de unas pocas semanas o meses.
Los astrónomos, a lo largo de los siglos, determinaron la existencia de una de estas conjunciones triples precisamente entre el 6 y el 7 a.C., o incluso solo a lo largo del año 7 a.C. Por ejemplo, según Kepler, esta triple conjunción habría tenido lugar en las fechas gregorianas del 29 de mayo, 29 de septiembre y 5 de diciembre, precisamente en el año 7 a.C., pero los cálculos de otros autores desplazan estas fechas unos días, ya sea antes o después [Nota 8]. La conjunción cuasi-heliocéntrica del 29 de septiembre ocurrió cerca de la luna llena y poco después del equinoccio de otoño.
Giove e Saturno entrarono nella costellazione dei Pesci, in corrispondenza all'equinozio di primavera, visibili a oriente subito dopo il tramonto, e vi rimasero per circa un anno, avvicinandosi tra loro per ben tre volte. Prima di uscirne furono raggiunti anche da Marte. Perciò nel febbraio del 6 a.C. vi furono simultaneamente le congiunzioni di Giove con la Luna e di Marte con Saturno, entrambe nella costellazione Pesci. Poco dopo Giove entrò nella costellazione dell'Ariete, dove secondo l'astronomo Michael Molnar ebbe due congiunzioni con la luna, così prossime da essere occultato (evento calcolabile con i computer odierni, ma non prevedibile nell'antichità). Secondo Molnar furono particolarmente significativi l'occultamento del 17 aprile e la stazionarietà di Giove il 19 dicembre del 6 a.C. [28] .

Negli anni 7-6 a.C. vi fu comunque una sequenza di eventi astrali durata circa diciotto mesi, variamente interpretata dagli studiosi utilizzando testi astrologici ebraici, ellenistici e babilonesi. La sequenza era centrata sul pianeta Giove, il più luminoso dopo Venere e quello che nella mitologia antica era il Dio creatore degli uomini (Marduk per i Babilonesi, Zeus per i Greci).

Ma come mai una di queste congiunzioni planetarie potrebbe aver spinto i Magi alla corte di Erode? Occorre evidentemente che l'evento fosse considerato eccezionale, e che avesse un particolare significato astrologico. Già nell'VIII secolo d.C. l'astrologo persiano Masha'allah ibn Athari, utilizzando dati e teorie astrologiche di origine iranica e babilonese, sostenne che ogni importante cambiamento religioso o politico, fra cui le nascite di Cristo e di Maometto, era collegato alla congiunzione fra Giove e Saturno [29] . Un'interpretazione più dettagliata, basata su notizie fornite da Isaac Abrabanel, uno scrittore medievale ebreo, è pubblicata da Rosenberg [30] . Il pianeta Saturno sarebbe il Padre divino, Giove il figlio e la costellazione dei Pesci sarebbe collegata con il popolo di Israele. Anche secondo l'assiriologo Simo Parpola l'evento del 7 a.C. sarebbe risultato di grande importanza per gli astrologhi caldei e avrebbe annunciato "la fine del vecchio ordine del mondo e la nascita di un nuovo re mandato da Dio" [Nota 9] . Infine Ettore Bianchi, Mario Codebò e Giuseppe Veneziano hanno sottolineato che proprio all'epoca della nascita di Cristo vi fu il trapasso dall'Era dell'Ariete all'Era dei Pesci, per cui durante gli equinozi il Sole sarebbe entrato nelle costellazioni dei Pesci e della Vergine e sarebbe dovuta ritornare l'Età dell'oro. Qualunque evento astrale nella costellazione dei Pesci avrebbe avuto una risonanza fortissima fra gli astrologi di qualsiasi cultura, come testimonia anche l'ecloga IV di Virgilio, in cui si canta l'avvento dei Saturnia Regna [31] . Secondo l'astrologia iranica e indiana l'età dell'oro torna ogni dodicimila anni.

Alcuni esempi illustrativi Modifica

I dati astronomici sopra illustrati sono numerosi e le incertezze sulla datazione della nascita di Gesù così ampie, che non c'è difficoltà a trovare molteplici possibilità d'accordo. Le possibilità sono accresciute anche dalla molteplicità degli eventi biblici: il primo segnale astrologico potrebbe corrispondere non alla nascita, ma al concepimento di Gesù o addirittura a quello dell'annuncio a San Zaccaria, che diede l'avvio alla sequenza di eventi. La significatività di ogni coincidenza è quindi limitata.

A titolo illustrativo, riassumiamo alcune possibilità:

  • David Hughes e più recentemente Simo Parpola collocano tutti gli eventi nell'autunno del 7 a.C. la nascita di Gesù sarebbe avvenuta in corrispondenza alla congiunzione equinoziale (6 ottobre), mentre l'arrivo dei Magi sarebbe da collocarsi in corrispondenza all'ultima congiunzione nei primi giorni di dicembre. Il pregio di questa proposta è che essi avrebbero osservato a Gerusalemme proprio un nuovo verificarsi dell'evento che avevano osservato in patria in accordo con Mt 2,10. Dato che la prima congiunzione si era verificata solo sei mesi prima, resta incerto il motivo per cui Erode avrebbe fatto uccidere tutti i bambini di Betlemme con meno di due anni
  • Michael Molnar enfatizza solo gli eventi del 6 a.C. e il ruolo di Giove, collocando la visita dei Magi nel dicembre di quell'anno
  • Per diversi autori, fra cui più recentemente Colin Humphreys, gli eventi del 7 e del 6 a.C. avrebbero avuto solo un ruolo di "allerta astrologica", mentre la nascita di Cristo avrebbe avuto luogo solo in coincidenza con (o poco dopo) la cometa/supernova del marzo 5 a.C. Dato che la "cometa" fu osservata dagli astronomi cinesi per 70 giorni, i Magi ebbero tutto il tempo per osservare la sua prima comparsa, decidere di mettersi in viaggio ed arrivare a Gerusalemme entro i due mesi successivi. Questa soluzione spiega il comportamento di Erode, al prezzo di introdurre due eventi, mentre il vangelo parlerebbe solo del secondo [Nota 10] .
  • Proviamo, infine, a collocare la Natività il 25 dicembre del 6 a. C., una data il cui anno raccoglie grande consenso fra gli storici e il cui giorno accontenta anche i credenti tradizionalisti. Alcuni dei dati astronomici sopra discussi si collocano nella narrazione biblica come segue:
    • settembre-ottobre 7 a.C.: Annuncio dell'angelo a San Zaccaria e concepimento del Battista avvio della catena di eventi che conduce alla nascita di Gesù (circa 180 giorni prima del concepimento di Gesù secondo Luca)
      • congiunzione di Giove e Saturno nella costellazione dei Pesci (la congiunzione astrologicamente più importante perché anche il sole era allineato con la terra e i pianeti, pur trovandosi nella costellazione della Vergine).
    • marzo-aprile del 6 a.C.: Annunciazione a Maria e concepimento di Gesù (circa 266 prima del Natale)
      • Nel febbraio Marte raggiunge Giove e Saturno nella Costellazione dei Pesci, congiunzioni di Marte con Saturno e di Giove con la Luna e successivo occultamento di Giove da parte della Luna nella costellazione dell'Ariete (17 aprile).
    • 2 febbraio del 5 a.C.: Presentazione al Tempio, durante la quale Simeone il Vecchio pronuncia il Nunc dimittis (40 dopo Natale per obbedire la legge mosaica), seguita in data imprecisata dalla visita dei Magi
      • L'esplosione di una supernova (o la comparsa di una cometa) in marzo annuncia ai Magi la realizzazione della profezia significata dalla misteriosa triplice congiunzione di due anni prima, spingendoli a partire per Gerusalemme la profezia di Michea e la luce della stella li guidano a Betlemme. Erode uccide tutti i nati dall'avvio della triplice congiunzione (maggio 7 a.C.).

Altre congiunzioni planetarie Modifica

Altre sette congiunzioni, molto significative dal punto di vista astrologico, ebbero luogo negli anni 3-2 a.C (cioè nei due anni antecedenti la presunta data di nascita di Gesù secondo la tradizione cristiana connessa con la storia). Tre di esse implicarono sempre Giove, con la stella Regolo della costellazione del Leone, anch'essa un simbolo regale. Altre, verificatesi sempre nei pressi di Regolo, implicarono Venere e altri pianeti, fra cui Marte e Mercurio [32] .

Particolarmente interessante è la congiunzione di Giove con Venere verificatasi il 17 giugno del 2 a.C. Essa si verificò nella costellazione del Leone (simbolo della tribù di Giuda seconda la Genesi Gen 49,9) e precisamente nei pressi di Regolo (nome che significa "piccolo re"). Se essa viene interpretata come un'indicazione celeste del concepimento di Gesù, la sua nascita cadrebbe circa alla Pasqua del successivo anno 1 a.C. (6 aprile). Una nascita in occasione di questa festa, quando tutti i giudei dovevano recarsi a Gerusalemme, spiegherebbe come mai non si trovò posto per Giuseppe e Maria a Betlemme (Luca 2,7) e si accorderebbe con il pernottamento all'addiaccio dei pastori meglio di una nascita in dicembre.

Tra le varie rappresentazione del periodo natalizio, una delle più curiose è la Stella di Miranda a Terni che risulta essere la rappresentazione della stella cometa più grande al mondo con i suoi 105 metri di diametro esterno della stella, 305 metri di lunghezza della coda per una superficie complessiva di 30000 metri quadri


Come vedere la вЂ˜Grande congiunzione’

Visti dalla terra Giove e Saturno si avvicineranno a meno di un decimo di grado di distanza. Ma in che direzione dobbiamo guardare? Occhi puntati verso sud-ovest, lungo la linea dell’orizzonte. L’orario migliore va dalle 17 alle 19, per essere precisi binocoli pronti per le 17 e 45. Secondo i consigli stilati dalla Nasa, l’allineamento dei due pianeti ГЁ facilmente visibile anche senza particolari attrezzature.В


Stella Cometa

Responsabile d'Area: Dario Quesada
Coordinatore progettuale: Mauro Mottura
Responsabile del servizio: Silvana Bova

Enti Invianti: possono essere ASL, Comuni, Consorzi di Comuni.

Clienti: Attualmente 12 persone adulte di entrambi i sessi (di età compresa tra i 30 e i 65 anni), con grave pluridisabilità fisica e/o intellettivo-cognitiva.

Caratteristiche principali
La Comunità Alloggio Stella Cometa è destinata a persone adulte con pluridisabilità ed eventuali compromissioni fisiche e/o comportamentali.
“Stella Cometa” è situata all’interno di un condominio proprietà ATC, ed è situata al primo piano, accessibile con ascensore e con finestre su tre lati.
Gli spazi interni sono composti da: cucina, sala pranzo, soggiorno, stanza “delle attività”, ufficio, cinque camere da letto doppie, due camere singole, sei bagni più un settimo con vasca assistita dedicati agli ospiti, una lavanderia, numerosi ripostigli ed un magazzino.
Ogni camera è arredata con materiali ignifughi, a norma di legge (tendaggi, tessuti e mobili in legno). I letti, attrezzati, sono muniti di telecomando per la movimentazione elettrica.


Articolo tratto dal numero di gennaio/febbraio 2020 di Asset Management.

Cometa è il fondo pensione complementare per i lavoratori dell’industria metalmeccanica, dell’installazione di impianti e dei settori affini, e per i lavoratori dipendenti del settore orafo e argentiero. È il più importante in Italia, con 408mila aderenti e un patrimonio totale di 11 miliardi di euro (al 31/12/2018). Si tratta di un fondo pensione negoziale, costituito cioè sulla base di un accordo collettivo fra le rappresentanze nazionali delle imprese e dei lavoratori all’interno del settore metalmeccanico. È ad adesione libera e volontaria. Il presidente è Oreste Gallo, ex BlackRock, che vanta una lunga esperienza nel settore finanziario e previdenziale e una carriera internazionale in ruoli di elevata responsabilità.

Perché è importante e in che cosa consiste esattamente la pensione complementare?
Oreste Gallo : Con un piano di previdenza complementare si ha l’opportunità di incrementare il livello della pensione futura. A causa di fattori quali i cambiamenti demografici, con il progressivo allungamento della vita media e il numero sempre più crescente dei pensionati rispetto alle persone che lavorano, il sistema pensionistico di base è in evoluzione e sempre meno in grado di fornire una risposta efficace ai bisogni previdenziali. Costruendo la propria pensione complementare si ha dunque la possibilità di integrare la pensione di base e mantenere un tenore di vita analogo a quello goduto durante l’età lavorativa.

Quali sono i vantaggi per i sottoscrittori?
Oreste Gallo : L’adesione a Cometa offre l’opportunità concreta di costruire un capitale per il proprio futuro. La prestazione sarà tanto più alta quanto maggiori sono la continuità dei versamenti e l’orizzonte temporale della contribuzione. Storicamente, un lavoratore iscritto al Fondo in un orizzonte di 12 o 20 anni, quindi dalle origini del fondo o dal 2007, anno dell’entrata in vigore del Dlgs 252/05 di riforma della previdenza complementare, può disporre di un rendimento consistente e superiore alla rivalutazione del Tfr. Inoltre, Cometa gode di una disciplina fiscale di particolare favore sui contributi versati, sui rendimenti conseguiti e sulle prestazioni percepite. I costi, poi, sono più competitivi rispetto a quelli di altre forme previdenziali, perché Cometa è un’associazione senza scopo di lucro e quindi i costi applicati sono solo quelli strettamente necessari. Versando poi, oltre al Tfr, anche una quota individuale, si ha diritto a un contributo aggiuntivo del datore di lavoro, che andrà a rafforzare la posizione in Cometa. L’adesione segue anche un criterio di flessibilità: è infatti possibile variare nel tempo la misura della contribuzione a seconda delle disponibilità ed esigenze, e in caso di bisogno, anche prima del pensionamento, si possono richiedere anticipazioni sulla posizione per poter affrontare imprevisti e necessità, come spese mediche o per la ristrutturazione della casa. Si ha infine la possibilità di far aderire anche familiari fiscalmente a carico, come i figli, scegliendo liberamente la misura e le cadenze della contribuzione.

Come funziona e come si attiva la rendita del Fondo?
Oreste Gallo : Dal momento del primo versamento inizia a formarsi la posizione individuale dell’aderente. Durante la fase di accumulo, la posizione individuale rappresenta la somma accumulata tempo per tempo. Al momento del pensionamento, la posizione individuale costituirà la base per il calcolo della pensione complementare, che verrà erogata all’aderente nella fase di erogazione, cioè per tutto il resto della sua vita. È possibile percepire la prestazione in forma di rendita, dal momento del pensionamento e per tutta la durata della vita dell’aderente, o in forma di capitale, cioè di una somma immediata e di una rendita erogata nel tempo.

Qual è l’approccio di investimento adottato dal Fondo Pensione Cometa?
Oreste Gallo : Cometa dispone di quattro comparti di investimento che offrono agli aderenti piani di previdenza complementare adeguati ai loro profili ed esigenze e alla nuova complessità dei mercati. Reddito è il comparto di ingresso, che ha l’obiettivo di offrire un rendimento previdenziale in linea col Tfr, con un rischio contenuto. Crescita è il comparto più dinamico, pensato per lavoratori più giovani che, in virtù del loro profilo di rischio/rendimento e di un lungo periodo di permanenza nel comparto, intendono ottenere un’elevata prestazione pensionistica complementare. Monetario Plus è invece il comparto di uscita, per gli aderenti prossimi al pensionamento e l’investimento è finalizzato alla conservazione del capitale. Sicurezza 2015 è infine il comparto garantito, previsto, come da legge, per accogliere il Tfr degli iscritti in via tacita. Come investitore di lungo periodo Cometa dedica grande attenzione alle considerazioni di ordine sociale, ambientale e di governance (Esg).

Uno sguardo al domani di Cometa?
Oreste Gallo : Cometa ha individuato tre grandi temi sui quali lavorare per il prossimo periodo. Innanzitutto, gli investimenti nell’economia reale: qui è importante costruire fin dalle basi un progetto condiviso tra i player della finanza e del welfare. Questi asset possono rappresentare una forma di diversificazione del portafoglio che può offrire rendimenti interessanti, a condizione che siano rispettati i requisiti dell’investimento previdenziale. Secondo: l’importanza di incrementare le adesioni, in modo da estendere le tutele a una fetta sempre maggiore di lavoratori. Il tema riguarda in particolare, e questo è il terzo punto, come intercettare le giovani generazioni, dove la quota di iscritti alla previdenza complementare è minore. È a questo riguardo importante adottare un approccio aperto al digitale e all’innovazione tecnologica per intercettarne le esigenze e parlare linguaggi più vicini a loro.

Articolo a cura di Leopoldo Fiore

Autore Redazione Le Fonti 17 February 2020

Video: NILETTO u0026 Клава Кока - Crush NILETTO NILETTI e Claudia Cocca @ CIAO, 2020!