Información sobre los ácaros del suelo: ¿Qué son los ácaros del suelo y por qué están en mi abono?

Información sobre los ácaros del suelo: ¿Qué son los ácaros del suelo y por qué están en mi abono?

Por: Susan Patterson, maestra jardinera

¿Es posible que sus plantas en macetas tengan ácaros del suelo al acecho? Quizás haya visto algunos ácaros del suelo en los montones de abono. Si alguna vez te has encontrado con estas criaturas de aspecto aterrador, es posible que te preguntes qué son y si son una amenaza para el sustento de las plantas o el suelo de tu jardín. Siga leyendo para obtener más información sobre los ácaros del suelo y sus efectos en el jardín.

¿Qué son los ácaros del suelo?

Entonces, ¿qué son los ácaros del suelo y son peligrosos? Los ácaros de la tierra para macetas hacen su hogar, con muchos miembros de la familia, en el suelo. Estas diminutas criaturas son del tamaño de un alfiler y son muy fáciles de pasar por alto. Pueden aparecer como pequeños puntos blancos que caminan a lo largo de la superficie del suelo o a lo largo de un contenedor de plantas. Hay muchas especies de ácaros del suelo y todos son parientes cercanos de las garrapatas y las arañas. No se cree que los ácaros del suelo causen ningún daño a las plantas y, de hecho, a menudo se considera que son beneficiosos para el proceso de descomposición.

El ácaro oribátido

El ácaro oribátido es un tipo de ácaro del suelo que se encuentra comúnmente en áreas boscosas donde a menudo ayuda en la descomposición de la materia orgánica. Estos ácaros ocasionalmente llegan a patios, terrazas, plantas en macetas o incluso al interior de las casas. Por lo general, se sienten atraídos por la materia orgánica en descomposición, como hojas, musgo y moho.

La forma más fácil de lidiar con los molestos ácaros del suelo, en caso de que le molesten, es deshacerse de la materia en descomposición. Mantenga también los espacios de vida al aire libre y los techos libres de materia en descomposición.

Ácaros del suelo en abono

Debido a sus propiedades de descomposición, a los ácaros del suelo les encanta el compost y encontrarán su camino en una pila siempre que puedan. Conocidos como ácaros del contenedor de gusanos, estos pequeños bichos encuentran que los contenedores de compost son el banquete perfecto.

Puede encontrar varias especies diferentes de ácaros del contenedor en el compost, incluidos los ácaros depredadores que son planos y de color marrón claro. Estos ácaros del suelo que se mueven rápidamente se encuentran en todo tipo de contenedores de compost, incluidos los contenedores interiores y las pilas de estiércol animal al aire libre.

También se encuentran ácaros del suelo que se mueven más lentamente en el compost. Puede reconocer algunos de estos como ácaros redondos brillantes que se mueven extremadamente lento y parecen huevos diminutos. Estos ácaros generalmente se alimentan de frutas y verduras, incluidas las cáscaras podridas. Si le preocupa que estos ácaros compitan con sus gusanos de abono, puede colocar un trozo de cáscara de sandía en su pila de abono y retirarlo en unos días, con suerte con una gran cantidad de ácaros.

Información adicional sobre ácaros del suelo

Debido al hecho de que gran parte de la información disponible sobre ácaros del suelo puede parecer difícil de encontrar, es importante saber que son relativamente inofensivos para los humanos y las plantas. Por lo tanto, no se asuste si ve ácaros de la tierra para macetas o ácaros en su contenedor de abono.

Si está decidido a deshacerse de ellos en sus contenedores de siembra, simplemente puede quitar la planta de la maceta, remojarla para eliminar la tierra y trasplantarla con tierra nueva esterilizada. Se puede agregar una pequeña cantidad de insecticida al suelo para mantener su planta libre de ácaros también.

Este artículo se actualizó por última vez el


Óxido nitroso (N2O) es un gas de efecto invernadero importante y una sustancia que agota la capa de ozono. Debido a la larga persistencia de N2O en la atmósfera, la mitigación de N antropogénico2Emisiones de O, que se derivan principalmente de N microbiano2Los procesos de producción de O, incluida la nitrificación y desnitrificación por bacterias, arqueas y hongos, en suelos agrícolas, son urgentemente necesarios. Los miembros de la mesofauna afectan los procesos microbianos al consumir biomasa microbiana en el suelo. Sin embargo, cómo el consumo microbiano afecta el N2Las emisiones de O son en gran parte desconocidas. Aquí, informamos el papel significativo de los ácaros fungívoros, el principal grupo mesofaunal en suelos agrícolas, en la regulación de N2O producción por hongos, y los resultados se pueden aplicar a la mitigación de N2O emisiones. Descubrimos que la aplicación de cáscaras de coco, que es la parte de bajo valor del coco y se emplea comúnmente como acondicionador del suelo en la agricultura, al suelo puede proporcionar un hábitat favorable para los ácaros fungívoros debido a su estructura porosa y, por lo tanto, aumentar la abundancia de ácaros. en campos agrícolas. Debido a que los ácaros consumen rápidamente N de hongos2O productores en el suelo, el aumento en la abundancia de ácaros disminuye sustancialmente el N2O emisiones del suelo. Nuestros hallazgos podrían proporcionar una nueva perspectiva sobre los mecanismos del N del suelo2O emisiones y ampliar las opciones para la mitigación de N2O emisiones.

Obtenga acceso completo a la revista durante 1 año

Todos los precios son precios NETOS.
El IVA se agregará más adelante en el proceso de pago.
El cálculo de impuestos se finalizará durante el pago.

Obtenga acceso completo o por tiempo limitado al artículo en ReadCube.


1. Spray de aceite vegetal

Un insecticida casero hecho de aceite vegetal mezclado con un jabón suave (como el jabón de Castilla del Dr. Bronner) puede tener un efecto devastador en ciertos insectos problemáticos, como pulgones, ácaros, trips, etc. Para hacer un insecticida en aerosol de aceite básico, mezcle una taza de aceite vegetal con una cucharada de jabón (cubra y agite bien), y luego, cuando esté listo para aplicar, agregue dos cucharaditas de la mezcla de aceite en aerosol con un litro de agua, agite bien y rocíe directamente sobre las superficies de las plantas que están siendo afectados por las pequeñas plagas. El aceite recubre los cuerpos de los insectos, asfixiándolos efectivamente, ya que bloquea los poros por los que respiran.


Contenido

  • 1 Evolución y taxonomía
    • 1.1 Taxonomía
    • 1.2 Registro fósil
    • 1.3 Filogenia
  • 2 Anatomía
    • 2.1 Externo
    • 2.2 Interna
  • 3 Reproducción y ciclo de vida
  • 4 Ecología
    • 4.1 Nichos
    • 4.2 Parasitismo
    • 4.3 Dispersión
  • 5 Relación con los humanos
    • 5.1 Importancia médica
    • 5.2 En apicultura
    • 5.3 En cultura
  • 6 Véase también
  • 7. Referencias
  • 8 Enlaces externos

Los ácaros no son un taxón definido, pero el nombre se usa para miembros de varios grupos en la subclase Acari. La filogenia del Acari se ha estudiado relativamente poco, pero la información molecular del ADN ribosómico se está utilizando ampliamente para comprender las relaciones entre grupos. El gen ARNr 18 S proporciona información sobre las relaciones entre phyla y superphyla, mientras que los genes ITS2 y ARN ribosómico 18S y ARN ribosómico 28S proporcionan pistas a niveles más profundos. [1]

Taxonomía Editar

La tercera edición (2009) del libro de texto estándar Un manual de acarología utiliza un sistema de seis órdenes, agrupadas en tres superórdenes: [2]

  • Superorden Opilioacariformes - un pequeño orden de ácaros grandes que se parecen superficialmente a los cosechadores (Opiliones), de ahí su nombre
  • Superorden Parasitiformes - garrapatas y una variedad de ácaros
    • Holothyrida - ácaros depredadores del hemisferio sur
    • Ixodida - garrapatas duras y suaves
    • Mesostigmata - ácaros de aves, ácaros fitoseidos
      • Trigynaspida [Wikidata] - orden grande y diverso
      • Monogynaspida: orden diverso de ácaros parásitos y depredadores
  • Superorden Acariformes - el grupo más diverso de ácaros
    • Trombidiformes: ácaros parásitos de las plantas (ácaros araña, ácaros del pavo real, ácaros de las agallas, ácaros de la tierra de patas rojas, etc.), ácaros del hocico, niguas, ácaros del folículo piloso, ácaros del terciopelo, ácaros del agua, etc.
      • Sphaerolichida: pequeño orden de ácaros que contiene dos familias
      • Prostigmata - gran orden de ácaros chupadores
    • Sarcoptiformes
      • Oribatida: ácaros oribátidos, ácaros escarabajo, ácaros blindados (también cryptostigmata)
      • Astigmatina: producto almacenado, pieles, plumas, polvo y ácaros del prurito humano, etc.

Registro fósil Editar

La mayoría de los ácaros fósiles no son más antiguos que el Terciario (hasta 65 millones de años). [3] Los fósiles anteriores son demasiado pocos para permitir la reconstrucción de la filogenia del ácaro a partir de la evidencia paleontológica, pero en 2002 se encontró un ácaro oribátido (Brachypylina) del Ordovícico temprano (c. 480 millones de años) en Oland, Suecia. [4] El primer hallazgo de Parasitiformes del Mesozoico fue de una larva de garrapata argasid en ámbar del Cretácico (90-94 millones de años) de Nueva Jersey. [5] Otros fósiles, incluido el primer ácaro opilioacariforme, se conservan en el ámbar báltico del Eoceno (44 millones de años). [6]

Filogenia Editar

Los miembros de los superórdenes Opilioacariformes y Acariformes (a veces conocidos como Actinotrichida) son ácaros, así como algunos de los Parasitiformes (a veces conocidos como Anactinotrichida). [7] La ​​investigación genética reciente ha provocado un cambio en el esquema de nombres, sin embargo, y publicaciones recientes han cambiado el superorden Parasitiformes a un orden. [8] Otra investigación reciente ha sugerido que Acari es polifilético (de múltiples orígenes), con garrapatas y arañas más estrechamente relacionadas que las garrapatas y los ácaros. [9] El cladograma se basa en Dabert et al. 2010, que utilizó datos moleculares. Muestra la hermana Acariformes de las Solifugae (arañas camello), mientras que las Parasitiformes son hermanas de Pseudoscorpionida. [10]

Ácaros parásitos, inc. Varroa

Trombidiformes (niguas, ácaros de terciopelo, etc.)

Edición externa

Los ácaros son miembros diminutos de la clase Arachnida, la mayoría están en el rango de tamaño de 250 a 750 μm (0,01 a 0,03 pulgadas), pero algunos son más grandes y algunos no superan los 100 μm (0,004 pulgadas) cuando son adultos. El plan corporal es similar al de las garrapatas al tener dos regiones, un cefalotórax (sin cabeza separada) o prosoma y un opistosoma o abdomen. La segmentación se ha perdido casi por completo y el prosoma y el opistosoma están fusionados, solo la posición de las extremidades indica la ubicación de los segmentos. [11]

En la parte frontal del cuerpo se encuentra el gnatosoma o capitulo. Esta no es una cabeza y no contiene los ojos ni el cerebro, sino que es un aparato de alimentación retráctil que consta de los quelíceros, los pedipalpos y la cavidad bucal. Está cubierto por una extensión del caparazón del cuerpo y está conectado al cuerpo por una sección flexible de cutícula. Las piezas bucales difieren entre taxones dependiendo de la dieta, en algunas especies los apéndices se asemejan a las patas, mientras que en otras se modifican en estructuras similares a las quelíceras. La cavidad bucal se conecta posteriormente a la boca y la faringe. [11]

La mayoría de los ácaros tienen cuatro pares de patas, cada una con seis segmentos, que pueden modificarse para nadar o para otros fines. La superficie dorsal del cuerpo está revestida con tergitos endurecidos y la superficie ventral con escleritos endurecidos que a veces forman crestas transversales. El gonoporo (abertura genital) se encuentra en la superficie ventral entre el cuarto par de patas. Algunas especies tienen de uno a cinco ojos medianos o laterales, pero muchas especies son ciegas y los órganos sensoriales de hendidura y hoyo son comunes. Tanto el cuerpo como las extremidades tienen setas (cerdas) que pueden ser simples, aplanadas, en forma de maza o sensoriales. Los ácaros suelen tener un tono de marrón, pero algunas especies son de color rojo, naranja, negro o verde, o alguna combinación de estos colores. [11]

Edición interna

Los ácaros tienen un sistema digestivo típico de los arácnidos, aunque algunas especies carecen de ano: no defecan durante su corta vida. [13] El sistema circulatorio consiste en una red de senos nasales y carece de corazón, el movimiento del líquido es impulsado por la contracción de los músculos del cuerpo. El intercambio de gases se lleva a cabo a través de la superficie del cuerpo, pero muchas especies tienen además entre uno y cuatro pares de tráqueas, y los espiráculos se encuentran en la mitad frontal del cuerpo. El sistema excretor incluye un nefridio y uno o dos pares de túbulos de Malpighi. [11]

Los sexos están separados en los ácaros, los machos tienen un par de testículos en la región media del cuerpo, cada uno conectado al gonoporo por un conducto deferente, y en algunas especies hay un pene quitinoso, las hembras tienen un solo ovario conectado al gonoporo por un oviducto, así como un receptáculo seminal para el almacenamiento de esperma. En la mayoría de los ácaros, el esperma se transfiere a la hembra de forma indirecta; el macho deposita un espermatóforo en una superficie de la que es recogido por la hembra, o utiliza sus quelíceros o un tercer par de patas para insertarlo en el gonoporo de la hembra. En algunos de los Acariformes, la inseminación es directa utilizando el pene del macho. [11]

Los huevos se ponen en el sustrato o dondequiera que viva el ácaro. Tardan hasta seis semanas en eclosionar, según la especie, y las larvas de la primera etapa tienen seis patas. Después de tres mudas, las larvas se convierten en ninfas, con ocho patas, y después de otras tres mudas, se vuelven adultas. La longevidad varía entre especies, pero la vida útil de los ácaros es corta en comparación con muchos otros arácnidos. [11]

Nichos Editar

Los ácaros ocupan una amplia gama de nichos ecológicos. Por ejemplo, los ácaros Oribatida son importantes descomponedores en muchos hábitats. Se alimentan de una amplia variedad de materiales que incluyen plantas vivas y muertas y material fúngico, líquenes y carroña, algunos son depredadores, aunque ningún ácaro oribátido es parásito. [15] Los ácaros se encuentran entre los más diversos y exitosos de todos los grupos de invertebrados. Han explotado una amplia gama de hábitats y, debido a su pequeño tamaño, pasan desapercibidos. Se encuentran en agua dulce y salada, en el suelo, en bosques, pastos, cultivos agrícolas, plantas ornamentales, fuentes termales y cuevas. Habitan en desechos orgánicos de todo tipo y son extremadamente numerosos en la hojarasca. Se alimentan de animales, plantas y hongos y algunos son parásitos de plantas y animales. [16] Se han descrito unas 48.200 especies de ácaros, [17] pero puede haber un millón o más de especies aún sin describir. [11] Las especies tropicales Archegozetes longisetosus es uno de los animales más fuertes del mundo, en relación con su masa (100 μg): levanta hasta 1.182 veces su propio peso, más de cinco veces más de lo que cabría esperar de un animal tan diminuto. [18] Un ácaro también tiene un récord de velocidad: por su longitud, Paratarsotomus macropalpis es el animal más rápido de la Tierra. [19] [20]

Parasitismo Editar

Muchos ácaros son parásitos de plantas y animales. Una familia de ácaros, Pyroglyphidae, o ácaros del nido, vive principalmente en los nidos de aves y otros animales. Estos ácaros son en gran parte parásitos y consumen sangre, piel y queratina. Los ácaros del polvo, que se alimentan principalmente de la piel muerta y el pelo desprendido de los humanos en lugar de consumirlos directamente del organismo, evolucionaron a partir de estos ancestros parásitos. [21]

Los ácaros parásitos a veces infestan insectos. Varroa destructor se adhiere al cuerpo de las abejas melíferas, y Acarapis woodi (familia Tarsonemidae) vive en sus tráqueas. Cientos de especies están asociadas con otras abejas, en su mayoría mal descritas. Se adhieren a las abejas de diversas formas. Por ejemplo, Trigona corvina Se han encontrado trabajadores con ácaros adheridos a la cara externa de sus tibias traseras. [22] Se cree que algunos son parásitos, mientras que otros son simbiontes beneficiosos. Los ácaros también parasitan algunas especies de hormigas, como Eciton burchellii. [23]

Las plagas de las plantas incluyen los llamados ácaros araña (familia Tetranychidae), los ácaros patas de hilo (familia Tarsonemidae) y los ácaros de las agallas (familia Eriophyidae). [24] Entre las especies que atacan a los animales se encuentran los miembros de los ácaros de la sarna sarcóptica (familia Sarcoptidae), que se entierran bajo la piel. Los ácaros Demodex (familia Demodicidae) son parásitos que viven en o cerca de los folículos pilosos de los mamíferos, incluidos los humanos. [25]

Dispersión Editar

Al no poder volar, los ácaros necesitan otros medios de dispersión. A pequeña escala, se utiliza caminar para acceder a otros lugares adecuados en las inmediaciones. Algunas especies suben a un punto alto y adoptan una postura de dispersión y se dejan llevar por el viento, mientras que otras lanzan un hilo de seda hacia arriba para volar a una nueva posición. [26]

Los ácaros parásitos utilizan a sus anfitriones para dispersarse y transmitirse de un anfitrión a otro por contacto directo. Otra estrategia es la foresía: el ácaro, a menudo equipado con abrazaderas o ventosas adecuadas, se agarra a un insecto u otro animal y es transportado a otro lugar. Un ácaro forético es solo un autostopista y no se alimenta durante el tiempo que lo lleva su huésped temporal. Estos ácaros viajeros son en su mayoría especies que se reproducen rápidamente y rápidamente colonizan nuevos hábitats. [26]

Los ácaros son diminutos, casi invisibles y, aparte de los que son de interés económico para los humanos, poco estudiados. La mayoría son beneficiosos, viven en el suelo o en ambientes acuosos y ayudan en la descomposición de material orgánico en descomposición, o consumen hongos, materia vegetal o animal, como parte del ciclo del carbono. [dieciséis]

Importancia médica Editar

La mayoría de las especies de ácaros son inofensivas para los humanos y los animales domésticos, pero algunas especies pueden colonizar mamíferos directamente, actuando como vectores de transmisión de enfermedades y causando o contribuyendo a enfermedades alergénicas. Los ácaros que colonizan la piel humana son la causa de varios tipos de erupciones cutáneas con picazón, como gamasoidosis, [27] dermatitis por ácaros de roedores, [28] picazón en los granos, [29] picazón en el supermercado, [29] y sarna. Sarcoptes scabiei es un ácaro parásito responsable de la sarna, que es uno de los tres trastornos cutáneos más comunes en los niños. [30] Demodex los ácaros, que son una causa común de sarna en perros y otros animales domésticos, [25] también se han implicado en la enfermedad de la piel humana rosácea, aunque el mecanismo por el cual demodex contribuye a la enfermedad no está claro. [31]

Las niguas son conocidas principalmente por su picadura, pero también pueden propagar enfermedades en algunas circunstancias limitadas, como el tifus de los matorrales. [32] El ácaro del ratón doméstico es el único vector conocido de la enfermedad rickettsialpox. [33] Los ácaros del polvo doméstico, que se encuentran en lugares cálidos y húmedos como las camas, causan varias formas de enfermedades alérgicas, incluida la fiebre del heno, el asma y el eccema, y ​​se sabe que agravan la dermatitis atópica. [34]

Entre los animales domésticos, las ovejas se ven afectadas por el ácaro. Psoroptes ovis que vive en la piel, provocando hipersensibilidad e inflamación. [35] Se sospecha que los ácaros del heno son reservorios de la tembladera, una enfermedad priónica de las ovejas. [36]

En apicultura Editar

El ácaro Varroa destructor es una plaga grave de las abejas melíferas que contribuye al trastorno del colapso de las colonias en las colmenas comerciales. El ácaro es un parásito externo obligado, capaz de reproducirse solo en colonias de abejas. Debilita directamente a su anfitrión al absorber la grasa de la abeja y puede propagar virus de ARN, incluido el virus de las alas deformadas. La infestación intensa causa la muerte de una colonia, generalmente durante el invierno. Desde 2006, se han perdido más de 10 millones de colmenas. [37] [38]

En cultura Editar

Los ácaros fueron observados por primera vez bajo el microscopio por el erudito inglés Robert Hooke. En su libro de 1665 Micrografía, afirmó que lejos de ser generados espontáneamente a partir de la suciedad, eran "insectos de formas muy bonitas". [39] El primer documental científico del mundo presentaba ácaros del queso, visto bajo el microscopio. El cortometraje se proyectó en el auditorio Alhambra de Londres en 1903, lo que provocó un auge en las ventas de microscopios simples. [39] Unos años más tarde, Arthur Conan Doyle escribió un poema satírico, Parábola, con la presunción de algunos ácaros del queso que se disputan el origen del queso Cheddar redondo en el que todos vivían. [39]


MATERIALES Y MÉTODOS

Cultivando

El cultivo original, ya criado en laboratorio durante 20 años, fue suministrado por RA Norton y VM Behan ‐ Pelletier, y tiene la siguiente procedencia: Canadá, Ontario, Ottawa, Central Experimental Farm, 45 ° 22.45′N 75 ° 43.52′W, vi .1986 (VM Behan ‐ Pelletier) de la basura en el borde de un campo. Las muestras se criaron a 20 ± 3 ° C en frascos de vidrio de 125 ml revestidos con una proporción de 8: 1 de yeso de París y sustrato de carbón. El sustrato se humedeció una vez a la semana con agua desionizada y se añadieron granos de levadura de panadería como fuente de alimento según se requiriera. La cantidad de levadura agregada se basó en la cantidad de granos consumidos semanalmente. La deposición de huevos se limitó a los lados de los recipientes de cultivo o debajo de los granos de levadura se depositaron huevos en grupos individuales o pequeños (por ejemplo, de tres a cuatro huevos). La transferencia de los adultos al sustrato de cultivo fresco ocurrió cada tres meses, y la transferencia al nuevo sustrato estimuló generalmente una ronda de producción de huevos dentro del cultivo.

Sincronización de edad

La sincronización de edad se logró mediante la transferencia de los estadios de tritoninfa a un nuevo recipiente, donde se les permitió mudar y madurar hasta convertirse en adultos con una diferencia de 5 a 7 días entre sí. Los intentos anteriores de sincronización de edades con adultos no tuvieron éxito, ya que los adultos tendían a poner huevos debajo de los granos de levadura. Una vez que se retiraron los adultos, la levadura comenzó a enmohecerse y los huevos no eclosionaron. De manera similar, cuando se retiraron los granos alimenticios y se volvieron a colocar los huevos en el recipiente de cultivo, las heces de los adultos tendieron a desarrollar moho, por lo tanto, de la fracción de huevos que eclosionaron, solo sobrevivió una pequeña cantidad de individuos. Esto demostró la importancia de los adultos en el control de la formación de moho y hongos dentro de los recipientes de cultivo.

Los individuos sincronizados por edad se utilizaron solo para los estudios de ácido bórico. Todas las sincronizaciones de edad se basaron en la recolección de los estadios de tritoninfa como se describió anteriormente, en lugar de huevos.

Pruebas de supervivencia y reproducción.

Ensayos de suelo de referencia

La supervivencia y el éxito reproductivo de los adultos (medidos como el número total de juveniles producidos), utilizando organismos de un cultivo de prueba no sincronizado, se evaluaron utilizando varios suelos de referencia no contaminados recolectados en el campo, además de un suelo artificial formulado, las características seleccionadas de los suelos se presentan en Tabla 1. El suelo artificial se formuló de acuerdo con Environment Canada 34 y comprendía 70% de arena de sílice, 20% de arcilla de caolín y 10% de secado al aire (tamizado con un tamiz de malla de 2 mm) Esfagno sp. turba y agua desionizada, el pH del suelo se ajustó utilizando carbonato de calcio. Los suelos se recolectaron de las siguientes ubicaciones en Canadá: Nuevo Brunswick: 47 ° 56'N, 66 ° 31'W y 47 ° 44'N, 66 ° 32'W Ontario: 45 ° 39'N, 77 ° 38'W Saskatchewan: 53 ° 40′N, 104 ° 12′W y 53 ° 34′N, 104 ° 10′W y Alberta: 54 ° 45′N, 115 ° 31′W y 56 ° 21′N, 117 ° 11 ′ W. Los horizontes de suelo dentro de los sitios se recolectaron por separado y se evaluaron como muestras de suelo distintas. Se agregaron diez adultos a cada una de las cinco réplicas que contenían 15 ml de suelo (3,5 cm de profundidad) en un vial de vidrio Schell de 50 ml, mezclado hasta su contenido de humedad óptimo entre el 45 y el 85% de la capacidad de retención de agua del suelo (medida de acuerdo con Environment Canada 34) solo se utilizaron tres réplicas para los suelos SH06 y PR06. Los viales de prueba se incubaron a 20 ° C a 16: 8 h luz: oscuridad (> 800 lux) durante 28 d. Posteriormente, los ácaros adultos e inmaduros se extrajeron con calor del suelo utilizando un aparato Tullgren y se contaron manualmente. Como paso adicional, se verificó la eficiencia de extracción de calor para cada recipiente de prueba examinando y contando los organismos de los recipientes de prueba vacíos y los suelos extraídos con calor mediante flotación de agua, tanto los ácaros adultos como los inmaduros flotaron hasta la parte superior de la superficie del agua.

  • a Contenido de materia orgánica.
  • b Contenido de humedad presentado como porcentaje de la capacidad de retención de agua del suelo.
  • c SL = franco arenoso LS = franco arenoso SCL = franco arcilloso arenoso L = franco.
  • d No aplica.
  • e Nuevo Brunswick, Canadá.
  • f Ontario, Canadá.
  • g Alberta, Canadá.
  • h No es posible realizar el análisis, la muestra fue turba, en lugar de suelo (es decir, arena, limo o arcilla).
  • i Saskatchewan, Canadá.

Enmienda de materia orgánica y estructura del suelo

La influencia de la enmienda de MO sobre la supervivencia y reproducción de los organismos se evaluó modificando un suelo de bajo contenido orgánico utilizando dos acondicionadores de suelo. El suelo de referencia SK05‐1 ‐ Bt, con bajo contenido de MO (2.4%), fue seleccionado para el presente estudio. El contenido de MO del suelo se incrementó con la adición de Esfagno sp. turba (tamizada con un tamiz de malla de 2 mm) sobre una base de peso seco, seguida de una mezcla completa con el suelo de referencia. La vermiculita, un sustrato inerte y de pH neutro, también se utilizó como una alternativa física a la turba para determinar si la estructura del suelo per se podría ser un factor influyente para la producción de juveniles dado que los ácaros oribátidos tenderían a poner huevos dentro y entre las partículas para la protección de los huevos y la progenie en la naturaleza. La vermiculita se lavó tres veces con agua desionizada antes de agregarla al suelo, pero la turba no. Se utilizó una masa suficiente de cada uno para lograr los siguientes tratamientos nominales: 2 (es decir, sin enmienda), 4, 8, 16, 32 y 64%. Se agregaron diez adultos a cada recipiente de prueba y la prueba se realizó de la misma manera que se describe para las pruebas de suelo de referencia.

Ensayos de toxicidad del suelo

La toxicidad del ácido bórico (H3BO3), se evaluó un tóxico de referencia estándar 34 utilizando el suelo SK05-1-Bt en presencia o ausencia de turba agregada como acondicionador del suelo. Para reducir la influencia de la acidez, la turba se lavó tres veces con agua desionizada antes de la enmienda del suelo. El pH final del suelo fue 4.4, que fue menor que el suelo no enmendado (pH = 5.2). La cantidad de turba añadida fue suficiente para elevar el contenido de MO del suelo al 6,4% (8% de contenido de turba). Una vez añadida la turba, el suelo se equilibró durante 3 d antes de enmendarlo con ácido bórico. Se prepararon tres pruebas separadas: una prueba de ácido bórico enmendada con turba que usa organismos de un cultivo de prueba sincronizado con la edad, una prueba de ácido bórico enmendada con turba que usa organismos de un cultivo de prueba no sincronizado y una prueba de ácido bórico no enmendada que usa organismos de un cultivo de prueba no sincronizado. El ácido bórico se preparó y se añadió al suelo a través de una solución madre. Se prepararon las siguientes concentraciones nominales: 0, 60, 100, 160, 256, 410, 655 y 1.050 mg de ácido bórico por kg de suelo seco al horno (mg / kg ) para las pruebas modificadas con turba y 0, 30, 60, 100, 160, 256, 410 y 655 mg / kg para las pruebas no modificadas. Se agregaron diez adultos a cada una de las tres y cuatro réplicas para las pruebas enmendadas con turba utilizando organismos de los cultivos de prueba sincronizados con la edad y no sincronizados, respectivamente. Se agregaron veinte adultos a cada una de las cuatro réplicas en la prueba no modificada debido a la menor reproducción anticipada como se observó en los estudios iniciales. Las pruebas se realizaron utilizando las condiciones de prueba indicadas anteriormente.

Análisis estadístico

Se realizó una regresión múltiple escalonada utilizando SPSS 16.0 para evaluar las relaciones significativas entre las características del suelo (amoníaco [NH3], nitrato [NO2], pH, fósforo [P], contenido de MO, relación carbono: nitrógeno [C: N], relación de adsorción de arena, limo, arcilla y sodio [SAR]) y datos de respuesta biológica (supervivencia y reproducción de adultos [medidos como el total número de juveniles producidos]). Todos los datos, excepto el pH del suelo, se transformaron utilizando un log10 (X + 1) transformación para el análisis de regresión. El efecto de la enmienda de turba o vermiculita sobre la supervivencia y reproducción de adultos se evaluó mediante análisis de varianza si no se cumplían los supuestos de normalidad y homocedasticidad de los residuos, se utilizó la prueba no paramétrica, Kruskal ‐ Wallis 35. Si se detectaba un efecto significativo, en relación con la respuesta de control, se empleaba un análisis de comparación por pares, según se requirieran análisis paramétricos (p. Ej., La prueba de diferencia mínima significativa de Fisher) o no paramétricos (p. Ej., Kruskal ‐ Wallis). La CL50 (concentración que causa el 50% de mortalidad) para la supervivencia de adultos se calculó mediante análisis probit y las estimaciones de toxicidad se compararon mediante el método de Litchfield ‐ Wilcoxon 35. La CI50 (concentración que causa un 50% de inhibición en la reproducción) para la reproducción se estimó usando un análisis de regresión no lineal 35 sin embargo, aunque el supuesto de normalidad se cumplió consistentemente, el supuesto de homogeneidad de la varianza no. Por lo tanto, los datos se volvieron a analizar mediante interpolación lineal y se utilizaron los límites de confianza expandidos (CL) porque había menos de siete réplicas por tratamiento 35. La significación estadística entre las estimaciones de reproducción se determinó mediante una comparación de intervalos de confianza 35 y utilizando la prueba de razón de verosimilitud generalizada. La prueba de razón de verosimilitud generalizada arrojó la misma comparación, pero no se citó porque no se cumplieron los supuestos para el análisis de regresión no lineal y la interpolación lineal no arrojó ecuaciones para las curvas de concentración-respuesta.


Oribatidaácaros de caja, salud del suelo

Tradicionalmente, el orden Oribatida (superorden Acariformes) ha descrito los ácaros caja / musgo / escarabajo. La mayoría son fungívoros y detritívoros, con una dispersión de especies depredadoras. La mayoría de los adultos están esclerotizados.

Astigmata ha sido rebautizada recientemente como Astigmatina y se ha colocado como una cohorte de Oribatida. Esto ha complicado un poco la descripción de Oribatida. La Astigmatina no está tan asociada con la descomposición como con los vertebrados e invertebrados parasitarios, así como con algunas familias que siguen otro camino interesante y posiblemente retroevolutivo como los ácaros del polvo, junto con muchos ácaros de alimentos y productos almacenados. Sin embargo, también pueden estar presentes en grandes cantidades en algunos suelos, donde suelen ser de cuerpo blando, diminutos y blancos, con pelos largos.

Un ácaro astigmatan, Dundon Beacon, Somerset, Reino Unido, julio de 2017

Muchas familias en Oribatida tienen colgajos quitinosos o pteromorphae muy distintivos. Se trata de aletas que sobresalen y flanquean las patas como pequeñas alas, de ahí el nombre.

Eupelops especie, Somerset

Pergalumna dactilaris México

Muchas de las familias también tienen la capacidad de meter las piernas debajo de su armadura protectora, llamada ptychoidy. Esto los hace inmunes a la mayoría de las depredaciones, además de comer al por mayor. La habilidad les valió el nombre común de ácaros de caja, como una caja de cierre.

Steganacarus magnus forma anomala

Si bien ninguna familia de Oribatida / ácaros del musgo es parásita, pueden ser huéspedes intermediarios de muchas especies de larvas de tenia, pasando al intestino de los vertebrados por ingestión.

Hermaniella granulata Butleigh, Somerset Reino Unido

Al igual que con Collembola, los ácaros oribátidos son un indicador importante de la salud del suelo en diferentes ambientes, indicado por su abundancia y diversidad. Se necesita tiempo para que se forme una comunidad de Oribátidas debido a su baja fecundidad. Junto con muchos otros animales de metabolismo lento con tasas reproductivas bajas similares, el oribatidan puede tener una vida relativamente larga, alrededor de dos años, aunque esto puede aumentar a veces hasta siete años en climas más fríos. Mucho tiempo para un animal de no más de 1,5 mm de tamaño.

Oribatella Especies Shepton Mallet, Somerset, Reino Unido

Los ácaros oribátidos son una parte importante de la dieta de algunas ranas venenosas en América Central y del Sur, contribuyendo con alcaloides que las ranas exudan como veneno.

Tairua, Nueva Zelanda regenerando arbustos, marzo de 2016

Tairua, Nueva Zelanda regenerando arbustos, marzo de 2016

Tairua Nueva Zelanda, arbusto en regeneración, marzo de 2016

Slapton Woods Devon, Reino Unido. Oct. De 2016

Dundon, Somerset, Reino Unido, julio de 2017

Selva Los Tuxtlas, México, octubre de 2016

Butleight Woods, Somerset marzo de 2020

Debajo de la tabla, jardín de lotes, isla Rangitoto, Nueva Zelanda, mayo de 2016

Under Stone, Isla Rangitoto, mayo de 2016

Compton Dundon Marzo de 2020

Bajo tronco de haya, madera de haya, Turville Heath, Oxon. Ene. De 2017

Bajo registro, Slapton Woods, S Devon, Reino Unido, noviembre de 2016

Encontrado debajo de un tronco, Montagu, noroeste de Tasmania, Australia, diciembre de 2015

Slapton Woods, Devon, Reino Unido, octubre de 2016

En registro en madera de haya, Wetherby, julio de 2016

Butleigh Woods, bajo un tronco, febrero de 2020

Bajo registro, arbusto en regeneración, Tairua, Nueva Zelanda, febrero de 2016


Agradecimientos

Agradecemos a Jason Nelson y su equipo en EcoDynamics Consulting, y al Proyecto de Paisajes Geoquímicos de Suelos de América del Norte en Natural Resources Canada por su ayuda con la recolección y caracterización del suelo. We thank J. Pugsley and R. Hennessy and members of the Soil Toxicology Laboratory for their technical assistance, and the Program of Energy Research and Development at Natural Resources Canada for their financial assistance. The authors would also like to thank Gladys Stephenson, and the anonymous reviewers for their helpful comments.


Ver el vídeo: Sonidos ultrasónicos anti ácaros