Todo sobre la poda del albaricoque

Todo sobre la poda del albaricoque

La poda es el elemento más importante del cuidado de los árboles frutales. Y el albaricoque no es una excepción. Como resultado de un procedimiento realizado correctamente, mejora la fructificación, aumenta la calidad de la fruta y se prolonga la vida del árbol. Según la técnica de ejecución, la poda de un albaricoque es algo diferente de la poda de otras frutas, que está asociada con las peculiaridades de su estructura fisiológica y funcionamiento. Todos pueden dominar y realizar de forma independiente esta difícil técnica agrotécnica mediante el estudio de los materiales de este artículo.

Objetivos clave de la poda de albaricoque

Durante mucho tiempo no ha habido disputas entre jardineros y especialistas sobre la necesidad de podar los cultivos de frutas. El albaricoque tiene varias características específicas que requieren este procedimiento:

  1. Fotofilosidad: el albaricoque no tolera el engrosamiento de la corona. Si el árbol no tiene suficiente luz, sus ramas se secan, la brotación de los botones florales es débil.
  2. Características de la formación del fruto: el cultivo se forma principalmente sobre brotes anuales de diversas longitudes, sobre espolones y ramas de ramilletes. Estos últimos no viven mucho y mueren después de 2 a 5 años, por lo que las ramas quedan desnudas.
  3. Falta de autoalimentación del buche: casi todos los ovarios dan fruto. Como resultado, el árbol se sobrecarga y las ramas se rompen. Posteriormente, la intensidad de la puesta de brotes generativos disminuye, no hay crecimiento de nuevos brotes, los ovarios fructíferos se adelgazan.

Solo se puede obtener un rendimiento alto y constante de albaricoques con una poda regular.

¿Qué pasa con un albaricoque sin procedimientos de poda? En los primeros 3-4 años, la planta crece activamente su corona y da altos rendimientos. Luego, el estado del árbol se deteriora drásticamente: la copa crece, su centro estará desnudo y el círculo es demasiado grueso. Las ramas serán delgadas y largas. Las frutas perderán sus características de calidad, se volverán pequeñas y se formarán solo en la periferia. La intensidad de la fructificación variará: en algunos años el árbol estará salpicado de frutos, en otros reposará.

Con base en las características descritas del albaricoque, la poda como medida preventiva está diseñada para resolver las siguientes tareas:

  • mejorar el acceso aéreo y la transmisión de luz del árbol;
  • para asegurar el crecimiento de brotes jóvenes para poner yemas;
  • normalizar la congestión de las ramas con frutos;
  • reducir el riesgo de enfermedades y daños por plagas;
  • extender la vida del árbol;
  • simplificar el proceso de recolección;
  • para aumentar el atractivo decorativo de la planta.

El principio básico y las reglas de la poda.

El principio fundamental que permite mejorar la fructificación de un árbol es que al menos un tercio de las ramas deben cortarse anualmente. Como dicen los jardineros: cuanto más podas, más crece.

Para que la poda sea efectiva, debe cumplir con las siguientes reglas:

  1. La incisión de la rama debe realizarse a una distancia de no más de 6 mm de la yema.
  2. El número de sucursales eliminadas cada año debería aumentar en aproximadamente un 20%. Esto asegurará un aumento en el volumen y la calidad de la fruta.
  3. Deben eliminarse las ramas que tengan más de 6 años. Todas las ramas de frutos secos y dañadas también están sujetas a poda.
  4. La herramienta de poda debe estar esterilizada y afilada para que esté en condiciones de afeitarse.
  5. Es mejor cubrir los lugares de los cortes con barniz de jardín. No se recomienda utilizar pintura para este fin, ya que puede resultar tóxica para la planta.

Tipos de albaricoque de poda

Según los objetivos marcados, la poda se divide en varios tipos:

  • formativo;
  • regulador;
  • anti-envejecimiento;
  • sanitario.

Estas variedades también difieren en términos y técnica del procedimiento. Como regla general, en la práctica, estos tipos de recorte no se llevan a cabo por separado, sino que se combinan entre sí.

Poda formativa de albaricoque

El objetivo principal de este tipo de poda es darle a la copa del árbol la forma deseada y estimular el crecimiento de las ramas frutales. Las actividades formativas se llevan a cabo en árboles jóvenes y continúan hasta que entran en el período de fructificación.

La corona se forma en la primavera antes de la brotación. En este caso, el propio jardinero decide qué forma hacer la corona: en forma de arbusto o en forma de cuenco.

Formación de un albaricoque por un arbusto.

A menudo, los jardineros se adhieren a un sistema de formación de coronas de niveles descargados:

  • dos ramas permanecen en los niveles, cuyo ángulo de divergencia es de 180 ̊0;
  • la distancia entre las ramas esqueléticas debe ser de 30 a 40 cm;
  • las ramas esqueléticas no deben estar una debajo de la otra;
  • los brotes superiores no deben ser más largos que los inferiores, para no sombrear estos últimos.

Cuando se utiliza un sistema de poda de niveles bajos, la copa de un árbol adulto se parecerá a un arbusto.

Para obtener una corona de esta forma, se requerirá una poda dentro de los 3-4 años.

Video: poda de arbustos de albaricoque.

Formación de corona de albaricoque en forma de cuenco.

Los albaricoques también se pueden ahuecar. Dicha poda mejora el acceso de la luz, proporciona una buena ventilación de la corona, lo que acelera la maduración del fruto.

La secuencia de corte para dar forma a la corona en un cuenco es la siguiente:

  1. En el primer año, se seleccionan 4-5 ramas esqueléticas, ubicadas al mismo nivel, que servirán como base del cuenco. El resto de los brotes se cortan.
  2. Para formar una rama, a partir del segundo año, las ramas seleccionadas se acortan a una distancia de 50 cm del tronco. Este procedimiento se repite durante 2 años más seguidos.
  3. Cuando se alcanza la forma de copa, se corta el conductor central.

La formación de una corona ahuecada simplifica enormemente la recolección.

También hay una poda en copa mejorada. La diferencia radica en la ubicación de las ramas esqueléticas: se reducen a 3 piezas y deben ubicarse en diferentes niveles con una distancia de 20 cm entre sí.

Ajuste reglamentario

La poda reguladora se realiza para mantener un equilibrio entre el crecimiento y la formación de frutos. Se lleva a cabo sobre árboles maduros que dan cosechas.

Poda rejuvenecedora de albaricoque

Un rasgo característico del albaricoque es que en los árboles viejos el cultivo se mueve hacia los brotes superiores y laterales, lo que se debe a la desecación y debilitamiento del crecimiento anual. En este caso, se realiza una poda anti-envejecimiento. Para rejuvenecer el albaricoquero necesitas:

  1. Adelgace fuertemente la corona: retire las ramas engrosadas y entrecruzadas que van hacia la corona. En este caso, es mejor eliminar 1 o 2 ramas grandes que una gran cantidad de ramas pequeñas.
  2. Corte el conductor central a una altura de 3 a 3,5 m.
  3. Retire todos los brotes laterales en los dos niveles inferiores.
  4. Elimine todo el crecimiento excesivo en el tronco, a una altura de 0,5 m del suelo.

Se recomienda la poda rejuvenecedora a principios de la primavera, antes de la brotación. Se permite realizar este trámite en verano con plazo hasta el 5 de junio.

Video: poda de primavera de albaricoques viejos.

Poda sanitaria

La tarea de la poda sanitaria es limpiar el árbol de las ramas secas y congeladas dañadas por enfermedades o plagas. Estos eventos se pueden realizar en cualquier momento, excepto en la temporada de invierno.

Cuando es mejor podar un albaricoque: tiempo

Los jardineros experimentados señalan que la poda se realiza mejor a principios de la primavera antes del inicio del flujo de savia y en verano después del final de la fructificación.

El momento exacto de la poda de primavera varía según las condiciones climáticas del lugar de crecimiento: desde principios de marzo hasta finales de abril. Debe concentrarse en la temperatura del aire (no inferior a +60Feliz día, por encima de 00Con noche) y sin riesgo de heladas recurrentes.

La poda de verano se realiza cuando los frutos ya están cosechados, a mediados de junio. Tal procedimiento proporcionará un crecimiento abundante, mientras que el árbol tendrá tiempo para recuperarse por completo y colocar brotes generativos en los brotes emergentes de la segunda ola.

Es importante considerar que la poda de verano solo será efectiva cuando al árbol no le falte humedad y nutrientes.

Los residentes de las regiones del sur realizan la poda de otoño de los albaricoques de temporada temprana y media a mediados de octubre. En el norte, los albaricoques no se cortan en otoño. Esta limitación se debe a dos puntos:

  • el árbol intenta curar la herida y dirige los nutrientes allí en lugar de prepararse adecuadamente para el invierno;
  • los lugares de los cortes son muy vulnerables al clima frío, por lo tanto, con un inicio brusco de heladas, el árbol puede incluso morir.

En invierno, no se recomienda podar el albaricoque.

Poda formativa según la edad del albaricoque

Las manipulaciones anuales para la formación de la corona de albaricoque se llevan a cabo teniendo en cuenta la edad de la planta.

La poda inicial se realiza en el momento de plantar una plántula joven en el sitio. Es necesario acortar el tronco principal a 80-90 cm y eliminar los brotes laterales existentes. El procesamiento anual posterior se lleva a cabo de acuerdo con el siguiente esquema:

  • En el segundo año, se seleccionan 4-6 brotes más fuertes de los brotes laterales, ubicados aproximadamente a la misma distancia alrededor del tronco. El resto se corta hasta el punto de crecimiento.
  • En el tercer año, se dejan 3-4 brotes dirigidos hacia arriba en estas ramas, el resto se elimina por completo. Al mismo tiempo, el segundo nivel se coloca a una distancia de 50 a 60 cm por encima del primero.
  • Un año más tarde, quedan de 5 a 6 ramas anuales en los brotes de segundo orden, que posteriormente darán fruto. El primer nivel en esto se considera completamente formado.

La técnica de poda representada esquemáticamente permitirá que el arbusto no envejezca y dé frutos abundantemente.

Características de la poda de albaricoque en diferentes regiones de cultivo.

La zona climática del cultivo del albaricoque juega un papel importante en la selección de fechas de poda específicas. Las actividades de poda de primavera se realizan antes del inicio del flujo de savia:

  • en las regiones del sur, en Kuban, en las regiones de Astrakhan y Rostov, a principios, a mediados de marzo.
  • en las regiones centrales, desde la tercera década de marzo hasta mediados de abril.
  • en las regiones del norte, desde mediados hasta finales de abril.

Se recomienda la poda de otoño hasta que la temperatura del aire descienda por debajo de +80C. En el sur, se recomienda realizar procedimientos en el período del 15 de octubre al 10 de noviembre, en el centro, en la primera quincena de octubre.

Los jardineros de los Urales, Siberia y otras regiones del norte prefieren no realizar el procedimiento en el otoño, realizando podas sanitarias y formativas en la primavera. Esto se debe a la alta probabilidad de congelación de árboles frutales.

La técnica de poda del albaricoque en sí misma no tiene diferencias regionales significativas. Es cierto que algunos expertos recomiendan eliminar la poda de ramas en el anillo en áreas con inviernos severos, por ejemplo, en Siberia. En su opinión, tal manipulación socava la salud del árbol, que ya es difícil de sobrevivir en las difíciles condiciones de Siberia.

Características de la poda de un albaricoque columnar.

El elegante albaricoque columnar también necesita poda. Sin este procedimiento, la planta perderá su apariencia decorativa, la corona se extenderá y solo la dirección del crecimiento del fruto recordará su pertenencia a la columna.

El albaricoque columnar es fácilmente reconocible por su forma, que no se puede conservar sin una poda anual.

Los objetivos de la poda de un árbol de esta variedad son los mismos que los de la poda de albaricoques ordinarios. Pero se presta especial atención a la formación de una corona escalonada en forma de columna. Para hacer esto, durante la siembra de primavera, se corta una plántula de un año de la siguiente manera:

  1. El tronco principal se acorta a 80-90 cm.
  2. Si hay brotes laterales, casi todos se cortan en un anillo.
  3. Deje 2-3 ramas dirigidas verticalmente, que se cortan por la mitad para que la longitud del conductor central sea 20-25 cm más larga.

En el verano, deberá eliminar todos los brotes competitivos formados en un ángulo agudo.

El posterior ajuste anual de la forma consistirá en la poda de 3-4 ramas principales, que luego se ramificarán. Al mismo tiempo, se recomienda mantener la distancia entre ellos en 35-40 cm.

En unos años de poda, se crea así el estilo de la madera. La tarea adicional del procedimiento será mantener los procesos de crecimiento acortando parte de las ramas a 15-20 cm de longitud. Además, se cortan ramas viejas, a las que ya no se atan frutos.

Recuerde que si corta una rama más de la mitad, dará 3-4 brotes fuertes en el futuro. Y si quita menos de la mitad de la rama, crecerán más brotes, pero no serán tan grandes.

Por lo tanto, podar un árbol frutal no es un procedimiento fácil y requiere esfuerzo y tiempo. Pero recuerda que al realizar este procedimiento preventivo, no solo facilitarás mucho el cuidado del árbol en el futuro, sino que también obtendrás una cosecha generosa y un jardín estético.

  • Impresión

Califica el artículo:

(1 voto, media: 4 de 5)

¡Compartir con tus amigos!


Poda de albaricoques según la edad de los árboles

En diferentes etapas de la vida de un albaricoque, se poda de diferentes maneras. La poda de primavera de albaricoque en detalle se presenta a continuación.

Cómo podar correctamente un albaricoque después de plantarlo.

Después de plantar, podar y dar forma al albaricoque de primer año se realiza de la siguiente manera:

  1. Si la plántula no tiene ramas laterales, se reduce a 80-90 cm.
  2. Si hay brotes laterales, al podar un albaricoque joven, los más poderosos se acortan exactamente a la mitad. El resto se corta en el anillo.
  3. El conductor principal se acorta para que se eleve 30 cm por encima del resto de ramas.

Los brotes engrosados ​​(que crecen dentro de la corona) se eliminan durante toda la temporada.

Cómo podar correctamente un albaricoque de 2 años

El objetivo principal de podar 2 plántulas de albaricoque de verano en primavera es formar nuevas ramas de tallo. Para hacer esto, haga lo siguiente:

  1. Se seleccionan varias ramas, ubicadas a una distancia de 30 cm entre sí y de los brotes del último año. Están recortados para que los superiores sean más cortos que los inferiores.
  2. Desde la última rama que crece hacia el lado hasta la parte superior del conductor debe ser de 40 cm.
  3. Se cortan algunos de los brotes del año en curso en las ramas esqueléticas. En variedades de crecimiento rápido, se elimina la mitad, en otras, 1/3.

Los brotes del último año, que ya han sido podados, se acortan un poco.

Cómo podar un albaricoque 3 años después de plantarlo.

El tercer año de vida es el momento de la formación de las ramas esqueléticas. Durante este período, se realiza la siguiente poda:

  1. Se repite lo mismo que en el segundo año, mientras se corta por completo el látigo.
  2. Se cortan las ramas en crecimiento que provienen del tronco, pero que no son esqueléticas.

Cómo podar un albaricoque 4 años después de plantarlo.

Para el cuarto año de vida, la corona del albaricoque debe estar completamente formada. A partir de esta edad, comienza la fructificación. Durante los próximos tres años, solo se requerirán podas sanitarias y sanitarias.

Cómo podar albaricoques viejos

Una vez cada 3-4 años, un albaricoque adulto necesitará una poda antienvejecimiento. En las ramas viejas, la fructificación se detiene por completo en este momento. El procedimiento se realiza de la siguiente manera:

  1. De varias ramas esqueléticas, solo quedan 20-30 cm.
  2. Si los frutos están atados solo en los brotes más distantes, todas las ramas esqueléticas en la primavera deben limpiarse del crecimiento excesivo. Para el verano, crecerán nuevos brotes de frutas en ellos.

A continuación se muestra un video sobre la poda de albaricoques viejos en primavera.

Cómo podar un albaricoque columnar

El albaricoque columnar necesita poda. De lo contrario, perderá rápidamente su efecto decorativo. Desde el momento del aterrizaje, todas las actividades estarán dirigidas a la formación de una corona recta escalonada. La poda de un albaricoque columnar se hace así:

  1. La plántula del primer año se acorta a 0,8–0,9 m del suelo.
  2. Se cortan las ramas laterales, dejando 3-4 brotes que crecen a lo largo del tronco principal. Se cortan de modo que queden 20-25 cm por debajo de la guía.
  3. Todos los brotes que se forman en las ramas en ángulo agudo se eliminan en verano.
  4. En los años siguientes, se forma una columna que corta los brotes principales.

Después de esto, el acortamiento anual de los brotes en 15-20 cm. Además, se realiza un corte sanitario y se eliminan las ramas a las que no están atados los frutos.

Cuidado del cultivo después de la poda.

Después del final del trabajo, todos los cortes deben procesarse con barniz de jardín sin falta. Puedes adquirirlo en tiendas especializadas o hacer el tuyo propio. La forma más sencilla es tomar alcohol de vino y mezclarlo con resina de abeto y cera amarilla calentada al fuego (proporciones 1: 10: 1). Puedes aplicar esta var con un pincel. Su viscosidad es independiente de la temperatura.

En lugar de un barniz de jardín, puede utilizar una pintura al óleo a base de barniz. A veces, las rodajas simplemente se cubren con arcilla. Sin embargo, se debe tener cuidado para asegurarse de que la lluvia no lave la masilla antes de que sanen las heridas.

Regar, alimentar y aflojar el círculo del tronco ayudará a recuperar rápidamente la fuerza después del procedimiento de poda.

Secretos de la poda correcta de albaricoques, u 8 consejos útiles para jardineros principiantes.

  1. No hagas daño. La primera poda debe realizarse con un asistente experimentado o tener una buena comprensión teórica del problema.
  2. Todo va bien a su debido tiempo. Cada evento debe llevarse a cabo a tiempo, de lo contrario, el árbol simplemente puede morir.
  3. Menos es mejor. Podar demasiado puede tardar mucho en recuperarse.
  4. La limpieza es la clave para la salud. El instrumento utilizado para la operación debe desinfectarse con sulfato de cobre. También se tratan con cortes de madera, luego se cubren las heridas con barniz de jardín.
  5. Si se da prisa, hará reír a la gente. Tómate tu tiempo al podar. Todos los cortes y cortes deben hacerse con cuidado, tratando de infligir el menor daño posible al árbol.
  6. Siete veces mida cortar una vez. La poda precisa es la clave para una hermosa corona.
  7. Ayuda a los débiles. Podar un árbol es muy estresante. No olvides realizar las actividades de recuperación después de la poda, alimentar y regar el albaricoque.
  8. Cuando llegue, responderá. Si los trámites se realizan correctamente y a tiempo, el árbol se lo agradecerá generosamente con una buena cosecha.


Elegir el momento para podar el albaricoque.

La mayoría de los jardineros están de acuerdo en que el comienzo de la primavera es el mejor momento para podar un albaricoque. Este procedimiento agrotécnico debe realizarse después de que suba la temperatura, pero antes de que aparezcan las primeras hojas en el árbol.

Recuerde que el árbol debe estar en estado de sueño durante la poda. Esto garantizará un daño mínimo a la cosecha de frutas y, posteriormente, un albaricoque tan recortado crecerá rápidamente en la primavera y comenzará a formar una masa verde.

Como se mencionó anteriormente, es posible realizar una poda completa de albaricoque en el otoño. Este trabajo se realiza después de la cosecha y las hojas se han caído por completo. Recuerde solo que no debe demorarse con dicho trabajo. Las heladas pueden afectar negativamente las heridas que no cicatrizan en el brote y el tronco, lo que provocará un debilitamiento del cultivo de frutas hasta su muerte.

Actualmente no hay consenso entre los jardineros sobre si vale la pena podar en invierno. En invierno, los árboles se encuentran en estado de sueño, lo que teóricamente permite realizar este procedimiento. Sin embargo, una ola de frío repentina después de tal poda invernal puede provocar la muerte de los árboles.

Es por eso que la mayoría de los jardineros no recomiendan hacer este trabajo en invierno. Si, por alguna razón específica, necesita podar un albaricoque en la temporada de invierno, inmediatamente después de completar este trabajo, todas las secciones deben tratarse con barniz de jardín. Está prohibido realizar dicha poda a temperaturas inferiores a 10 grados.

Puede podar el albaricoque en el verano, lo que le permite aumentar significativamente el rendimiento de los árboles para el próximo año. Solo es necesario recordar que inmediatamente después de completar este trabajo, es necesario proporcionar al árbol un riego intensivo durante varias semanas.

Se recomienda la poda de verano a principios de junio, cada tres años. Los resultados del trabajo realizado se mantienen durante tres años, después de los cuales hay una ligera disminución en los indicadores de rendimiento.


Poda de albaricoque en primavera para principiantes: diagramas e instrucciones paso a paso

El albaricoque pertenece a la categoría de árboles que no regulan la fructificación, es decir, retienen todo el ovario. Como resultado, las ramas comienzan a romperse bajo el peso de la fruta. Por lo tanto, es necesario realizar la poda oportuna de los brotes. Pero para saber cuándo y cómo hacerlo correctamente, es necesario estudiar las peculiaridades del crecimiento y fructificación de los albaricoques.

Pros y contras de la poda de albaricoque de primavera

Para realizar la poda de albaricoque, debe decidir el período de implementación. Los expertos recomiendan realizar el procedimiento en la primavera, lo que permitirá que el árbol se recupere rápidamente y se prepare para la próxima invernada durante la temporada. Además, hay otras ventajas de la poda de albaricoque de primavera:

  • le permite mantener la forma correcta del árbol
  • ayuda a rejuvenecer las ramas viejas y fortalecer el crecimiento joven
  • aumenta la productividad
  • mejora la calidad de la fruta
  • es una profilaxis contra enfermedades y plagas
  • abre el acceso a la luz al nivel inferior de las ramas
  • ayuda a fortalecer el esqueleto del árbol.

La principal desventaja de podar los albaricoques en primavera es que el árbol se despierta temprano después del invierno y comienza a florecer, por lo que debe tener tiempo para realizar el procedimiento lo antes posible, de lo contrario, no obtendrá el resultado deseado.

En otoño, también puede podar los albaricoques, pero existe el riesgo de heladas tempranas, y si el árbol no tiene tiempo para apretar las heridas a tiempo, se congelarán, lo que debilitará significativamente la inmunidad de la planta antes de invernar.

Momento de la poda de primavera de albaricoque.

El período para podar los albaricoques en la primavera depende de la región del país, pero no antes de que se establezca la temperatura del aire positiva, tanto de día como de noche. Es imposible retrasar demasiado el tiempo, porque es necesario tener tiempo para realizar el procedimiento antes de que comience el movimiento del jugo en los brotes.

El momento óptimo para la poda de primavera de los albaricoques se considera a fines de marzo, principios de abril, que depende de las condiciones climáticas de cada región.

Recomendaciones generales y reglas para la poda de albaricoques en primavera.

Independientemente del propósito de la poda, existen reglas generalmente aceptadas que deben seguirse. Ignorarlos conduce a errores que afectarán negativamente el estado general del albaricoque y su fructificación.

¡Importante! Para realizar el procedimiento, es necesario preparar el instrumento con anticipación, es decir, afilarlo y desinfectarlo para no dañar la corteza y no introducir infección en las heridas.

  1. Al formar la corona, es necesario observar la prioridad, es decir, las ramas del nivel inferior deben ser más fuertes y más largas, y solo entonces la segunda y tercera filas.
  2. La corona del albaricoque debe comenzar a formarse inmediatamente después de plantar en un lugar permanente.
  3. Al rejuvenecer árboles viejos, no debe realizar la poda cardinal en un año, debe realizarse dentro de los 3 años, lo que ayudará al albaricoque a hacer frente y recuperarse.
  4. El procedimiento debe realizarse antes del tratamiento de primavera contra plagas y enfermedades.
  5. Los brotes pequeños de hasta 4 cm de diámetro deben cortarse debajo del brote, pero con cuidado para no dañarlo.
  6. Las ramas esqueléticas grandes deben cortarse en un ángulo de 45 grados.
  • La poda correcta aumenta significativamente la vida útil del albaricoque y estimula la fructificación regular.
  • Video: consejos prácticos para la poda de albaricoques de primavera.

Esquema e instrucciones paso a paso para podar albaricoques en primavera.

Dependiendo de la edad del albaricoque, los métodos de poda difieren significativamente, por lo que es necesario estudiar la esencia de su implementación con anticipación. Para las plántulas jóvenes, se lleva a cabo un procedimiento de modelado, que ayuda a formar la corona y fortalecer el esqueleto del árbol, para los árboles viejos, se utiliza un procedimiento de rejuvenecimiento para mejorar la vitalidad y restaurar la regularidad de la fructificación.

Independientemente de la edad del árbol, si es necesario, se realiza una poda sanitaria, que prevé la eliminación de ramas rotas, dañadas y engrosadas.

¡Importante! Los expertos recomiendan dar forma y rejuvenecer la poda del albaricoque en la primavera y la poda sanitaria según sea necesario.

Video: albaricoque de poda de primavera.

Características de la poda de madera vieja.

Este método se utiliza para restaurar la copa del árbol a expensas de los brotes grasos jóvenes, reemplazando las ramas esqueléticas viejas con ellas, lo que aumenta el potencial del albaricoque y mejora el rendimiento.

¡Importante! El principal signo de la necesidad de una poda rejuvenecedora de albaricoque es un crecimiento anual débil de ramas de menos de 20 cm.

Al realizar la poda de primavera de albaricoques viejos, se deben observar ciertas reglas:

  • Todas las ramas mayores de cinco años deben cortarse en un ángulo de 45 grados a una distancia de 1 metro del conductor principal.
  • quitar todas las ramas que crecen hacia abajo
  • acortar los brotes caídos a la primera rama del ascendente
  • Corta todas las ramas que crecen en el medio de la copa.
  • deje un brote fuerte en cada rama esquelética y retire el resto.

¡Importante! El rejuvenecimiento del albaricoque debe realizarse durante 2-3 años.

Video: poda correcta de albaricoques viejos en primavera.

Formación de un albaricoque joven (1,2,3,4, 6-7 años)

Es necesario comenzar a formar un albaricoque inmediatamente después de la siembra, para que al final obtenga un árbol fuerte que brinde una cosecha estable. Básicamente, los jardineros experimentados prefieren el método de formación de corona en niveles descargados, lo que significa la salida de 5-7 ramas principales de la corona.

En el primer año (s) después de plantar una plántula en ausencia de ramas, es necesario acortar el tallo principal a una altura de 90 cm sobre el nivel del suelo.

Si ya hay brotes laterales, se deben seleccionar dos de ellos, que están ubicados uno frente al otro, y el resto debe cortarse en un anillo, es decir, sin dejar cáñamo.

Los brotes seleccionados deben cortarse por la mitad, y la sede principal a una altura de 20 cm por encima de ellos.

En el segundo año (b) Se deben distinguir varias ramas esqueléticas más, que no deben estar más cerca de 35 cm de los brotes del año pasado, pero al mismo tiempo deben ubicarse uniformemente en el tronco entre sí.

Las ramas del nivel inferior deben cortarse, teniendo en cuenta la peculiaridad de la variedad de albaricoque: vigorosas, a la mitad, débiles, a un tercio de la longitud total. La segunda fila debe acortarse para que sean 10 cm menos que los brotes de la fila inferior.

El tallo principal debe cortarse a una altura de 40 cm por encima de las ramas laterales superiores.

En el tercer año (c) la colocación del tercer nivel de las ramas principales debe llevarse a cabo de acuerdo con el principio del año anterior. En este caso, es necesario observar la prioridad de las filas, es decir, las ramas inferiores deben ser las más fuertes y largas, y la longitud de las ramas de las filas posteriores es 10-15 cm más corta que la fila anterior. Se recomienda cortar el conductor principal justo por encima del tercer nivel.

A partir del cuarto año (en) el albaricoque comienza a dar fruto, por lo tanto, una disminución en los brotes puede afectar negativamente la formación de frutos, por lo tanto, el procedimiento de poda dentro de los 3-4 años se reduce únicamente a limpiar la corona de ramas dañadas, rotas y engrosadas.

La siguiente etapa de poda de albaricoque debe llevarse a cabo. durante 6-7 años (d), ayudando a incrementar el número de frutos.

Para hacer esto, en cada rama principal, es necesario dejar 2-3 brotes al final, mientras se acorta su longitud en 1/3. Se debe crear un nudo de reemplazo entre ellos, cortando un brote fuerte a una altura de 10-15 cm desde la base.

Además, la copa se desinfecta de las ramas que engrosan la copa y bloquean el acceso de la luz al nivel inferior de las ramas.

Video: podar un albaricoque joven en un arbusto en la primavera y formar una corona de planta.

Cuidados necesarios después de la poda.

Después del procedimiento, es necesario tratar todas las heridas para evitar infecciones. Para ello se recomienda utilizar masilla de jardín, lo que evitará que el jugo se salga.

  1. Para que la plántula se recupere más rápido y crezca, debe monitorear la humedad del suelo, evitando que las raíces se sequen.
  2. Círculo de barril es necesario eliminar las malas hierbas con regularidad y aflojar el suelo para proporcionar acceso de aire al sistema de raíces.
  3. Cuando la apariencia los primeros signos de enfermedades o plagas rocíe con fungicidas e insecticidas, que ayudarán a proteger el albaricoque.

Posibles errores durante el procedimiento de poda

A veces, incluso los jardineros experimentados cometen errores, lo que afecta negativamente el mayor crecimiento y desarrollo del albaricoque. Y en lugar del resultado esperado, se desperdiciarán todos los esfuerzos. Para evitar esto, primero debe estudiar los posibles errores, lo que ayudará a prevenirlos en el futuro.

  1. No use una herramienta desafilada que eventualmente dañará la corteza y dejará rebabas que causen pudrición. Las herramientas deben prepararse y afilarse cuidadosamente.
  2. No ignore el momento del procedimiento, ya que esto afecta la inmunidad del árbol y conduce a su recuperación a largo plazo.
  3. Es necesario cortar las ramas esqueléticas en un anillo, de lo contrario, la ubicación cercana del corte al tronco principal conducirá a la formación de un hueco, lo que causará la muerte de todo el árbol.
  4. No se puede ignorar la prioridad de los niveles, ya que esto reducirá significativamente el rendimiento del albaricoque.
  5. La sobreestimación de la altura de la primera fila de ramas conduce al hecho de que los frutos se formarán a una altura de 2 metros, lo que complicará significativamente la cosecha.

El albaricoque se caracteriza por un rápido crecimiento de los brotes, como resultado de lo cual la corona crece en exceso, lo que reduce significativamente su rendimiento. Para extender la vida útil del árbol y mejorar su funcionalidad, se debe realizar una poda oportuna, y luego la calidad y cantidad de frutos superará todas las expectativas.


Para un jardín floreciente y fructífero, ¿cuándo podar árboles frutales?

Para tener una buena cosecha, no basta con plantar un árbol frutal. Es necesario mantenerlo en forma constantemente. Para ello, se cortan las ramas, dándoles la dirección correcta y eliminando las innecesarias y enfermas. En este material, consideraremos la pregunta que enfrenta el jardinero: podar árboles frutales: tiempo de poda.

¿Qué factores afectan el tiempo de poda?

El momento de podar un árbol frutal está determinado por tres factores:

  1. raza
  2. condición
  3. el propósito de recortar.

Por ejemplo, el manzano se distingue por su resistencia, por lo que en la primavera se corta primero y en el otoño, el último. Después de los manzanos, en la primavera toman otros cultivos de pepitas y solo entonces, para cultivos de frutas de hueso. En el otoño, respectivamente, comienzan con frutas de hueso.

El momento de podar la cereza y la cereza dulce depende del estado del árbol:

  • desarrollado, fuerte: podado después de la cosecha
  • débil: corte en invierno, luego los brotes jóvenes crecen más activamente en primavera.

El momento óptimo de poda para las ciruelas es de mediados a finales de junio. Estos árboles también se pueden podar en el momento de la cosecha.

La debilidad y el subdesarrollo del árbol pueden indicar un mal estado del sistema de raíces. Luego se niegan a recortar en absoluto: el aparato de láminas es necesario para la rápida restauración de la parte subterránea. Esto se facilita aflojando y fertilizando el suelo, regando y agregando tierra al círculo del tronco, donde el suelo se asienta gradualmente.

Momento de la poda de árboles

La mayoría de los tipos de poda ocurren al principio y al final de la temporada, cuando el árbol está en reposo, esta elección se explica por las siguientes razones:

  • la planta experimenta el menor estrés
  • no pierde jugos útiles (durante el período de descanso, el flujo de savia está ausente)
  • debido a la ausencia de hojas, la corona es claramente visible.

Vale la pena considerar en detalle estos dos períodos.

En otoño

Las hojas que caen atestiguan el comienzo del período de inactividad en otoño. Después de eso, se realiza la poda, sin embargo, debe estar a tiempo antes de las heladas. A bajas temperaturas, el sitio de corte puede sufrir quemaduras por congelación y también es posible que se pudra.

En general, está prohibido podar directamente en heladas por debajo de los 5 grados.

La madera a esta temperatura se vuelve quebradiza y por tanto el corte es desigual, el árbol se daña más. Esto se ve agravado por los fenómenos ya mencionados: congelación y pudrición. También es recomendable hacer todo antes de las lluvias, es decir, en algún momento antes de finales de octubre.

De lo contrario, el jardinero tendrá que caminar alrededor del árbol sobre un suelo empapado durante la poda, lo que es, en primer lugar, difícil y, en segundo lugar, conduce a la compactación del suelo con la consiguiente pérdida de permeabilidad al aire. Sin embargo, si fue necesario podar en una temporada de lluvias, se colocan tablas en el suelo para distribuir la carga.

En otoño, la poda sanitaria se realiza principalmente: se eliminan las ramas enfermas, podridas y secas, facilitando así el invierno del árbol.

En la primavera

Al salir del estado de letargo, en primavera, comienza el movimiento de jugos en el árbol, marcado por la aparición de cogollos. En consecuencia, la poda se realiza principalmente hasta este punto, pero después de que disminuyan las heladas.

Casi todos los tipos de poda ocurren en primavera:

  • post-aterrizaje
  • formativo
  • secundario
  • anti-envejecimiento.

Una planta plantada en otoño, independientemente del tipo (pepita / piedra), se corrige para equilibrar las partes aéreas y subterráneas.

En tamaño, deben corresponder entre sí, ya que proporcionan un suministro mutuo de sustancias vitales. Al trasplantar, las raíces se dañan inevitablemente, por lo que es necesario reducir la parte aérea.

Una plántula sin ramificación simplemente se acorta a una altura de 80-100 cm. En una ramificada, se eliminan los brotes en exceso, dejando lo más adecuado para organizar el primer nivel de ramas esqueléticas: creciendo a una altura de 50-70 cm y formando un ángulo de 40-600 con el conductor central.

Mediante poda formativa se le da a la copa una forma que asegura buenos rendimientos y un equilibrio entre vegetación y fructificación, aquí están sus signos:

  • la planta es compacta y todas sus partes son accesibles para su cuidado y cosecha
  • la parte interior de la corona es escasa y, por lo tanto, recibe suficiente luz solar
  • hay muchas ramas que crecen demasiado
  • las ramas son fuertes y pueden soportar el peso de la cosecha.

Existen varios tipos de coronas. Uno de los más populares es el escalonado.

Hay 2-3 niveles de ramas esqueléticas y varias individuales. Para el papel de los brotes esqueléticos, se dejan de 2 a 3 brotes por capa, que crecen en un ángulo de 40 a 60 grados con respecto al conductor central.

Esto se explica de la siguiente manera:

  • tales ramas dan buenos frutos, mientras que las que crecen en un ángulo agudo tienden a crecer
  • son capaces de soportar el peso del cultivo (los que crecen en un ángulo agudo).

Se obtiene una copa compacta en forma de copa cortando el tronco y formando la dirección correcta de crecimiento de las ramas. Para hacer esto, elija un brote, dirigido en la dirección correcta, y corte la rama por encima de él.

Técnica de formación de coronas

Hay dos métodos de poda:

  1. hacia la yema exterior (dirigida desde el tronco): tiene como objetivo hacer que la corona esté más extendida y bien iluminada desde el interior
  2. hacia el interior (creciendo hacia el tronco): hecho para fortalecer la parte interior y corregir las ramas que están demasiado dirigidas hacia abajo.

Es aconsejable evitar la poda, si es posible, cambiando la dirección de crecimiento de las ramas arrancándolas con estrías o con una carga. Cuanto menor sea el volumen de poda, antes comenzará a dar fruto el árbol.

Mantenga la corona formada en buen estado eliminando ramas:

  • Conductor central y competidores de la rama esquelética.
  • creciendo en un ángulo agudo en relación con el tronco
  • engrosando la corona
  • entrecruzado
  • equivocado
  • peonzas: brotes verticales sobre ramas viejas que le quitan fuerza al árbol y no dan fruto.

El crecimiento del árbol en altura se limita cortando la parte superior del tronco. La poda rejuvenecedora es buena para un árbol maduro. El crecimiento anual de sus ramas va disminuyendo gradualmente y la calidad de la cosecha disminuye. Las ramas que no dan fruto y crecen menos de 20 cm de largo en un año se cortan “en anillo”, estimulando así la formación de nuevos brotes.

No puede eliminar todas las ramas antiguas a la vez; el árbol no las transferirá. Cortar anualmente, uno o dos. Un "anillo" es una formación alrededor de la base de una rama, que consiste en células que se multiplican rápidamente. El "corte de anillo" se cura muy rápidamente.

En algunos casos, la poda se realiza después del inicio del flujo de savia, eliminando:

  1. ramas congeladas... A principios de la primavera, cuando el árbol todavía está desnudo, es difícil localizar claramente las áreas de congelación. A fines de la primavera y principios del verano, en el contexto de ramas revividas y frondosas, se vuelven claramente distinguibles. Las puntas de las ramas cercanas a los manzanos y perales son especialmente propensas a congelarse.
  2. tapas de sombreado... Si en la etapa de formación, el recorte se realizó correctamente, las partes internas de la corona estarán bien iluminadas. Pero si se pasa por alto, el jardinero puede encontrar al comienzo del verano que las ramas superiores cubiertas de hojas impiden la entrada de la luz. En este caso, se eliminan.
  3. ramas enfermas... Cuando se ven afectados por ciertas enfermedades, por ejemplo, el mildiú polvoriento, las partes enfermas se eliminan de inmediato, independientemente de la temporada. Esto suele ocurrir en verano. La poda previene la propagación de la enfermedad por todo el árbol. Las ramas cortadas se queman.

¿Podar su árbol en primavera u otoño?

Es preferible la poda de primavera porque el árbol pronto se despertará y las heridas sanarán más rápido. Es por eso que intentan realizar solo podas sanitarias en el otoño.

Algunos árboles, como el peral, el cerezo o el ciruelo, pueden enfermarse después de podarlos en otoño o incluso morir. Además, las plántulas jóvenes no lo toleran bien.

Las ramas rotas por una tormenta, nieve o hielo se eliminan de inmediato, independientemente de la temporada. La única razón por la que se puede posponer la operación es que la temperatura exterior es inferior a -50 ° C.

En las regiones del sur, donde casi no hay heladas severas, se puede podar en invierno. Gracias a esto, en los grandes jardines industriales, es posible procesar todos los árboles antes de que comience el flujo de savia.

El calendario

Se recomienda que el programa de poda sea consistente con los ciclos lunares y estelares. Entonces, se sabe que la intensidad del flujo de savia aumenta con la luna menguante, y cuando la Tierra pasa por los signos del zodíaco de peces, Acuario y cáncer, disminuye.

En el otoño de 2018, los siguientes días se consideran favorables para la poda de árboles:

  • en septiembre: 1, 6, 7, 15, 16, 26, 27, 28
  • en octubre: 2, 3, 4, 5, 8, 12, 13, 25, 29, 30, 31
  • en noviembre: 4, 5, 9, 10, 25, 26, 27, 28.

Los períodos de cambio del ciclo lunar, es decir, la luna nueva y la luna llena, se consideran desfavorables para la poda. Lo mismo se aplica al período de la luna creciente: en este momento, los lugares de los cortes tienen una mayor sensibilidad.

En el otoño de 2018, no es deseable participar en la poda en esos días:

  • en septiembre: 2, 9, 25
  • en octubre: 1, 9, 24
  • en noviembre: 1, 7, 23.

Tabla: calendario de poda de árboles frutales:

Mes Que recortar
Regiones del sur Carril central Latitudes del norte
enero Peras y manzanos
febrero Manzanos y peras (si la temperatura del aire
-50C y superior)
marcha A principios de mes - árboles viejos. Todos los árboles frutales (inicio del procedimiento)
abril Cerezas, albaricoques, cerezas y otras frutas de hueso El comienzo de la poda de primavera.
Mayo Finalización de la poda de primavera
junio Pellizcar la parte superior de los brotes (poda verde)
mes de julio Finalización del cultivo verde
agosto Poda sanitaria (según sea necesario)
septiembre Inspección de ramas después de la cosecha de la primera cosecha y eliminación de las enfermas y rotas.
octubre Después de la cosecha completa, poda sanitaria con preparación de árboles para la invernada.
noviembre Poda sanitaria, preparación para el invierno.

Es importante no olvidar procesar grandes secciones (más de 2,5 cm de diámetro) con pintura al óleo o barniz de jardín, e incluso las más pequeñas en albaricoques tiernos y melocotones. La tasa de curación de una herida tratada (un rollo de corteza crece desde el borde) es de 2 a 3 cm / año, mientras que sin tratamiento esta cifra es de solo 1 cm / año.

Diciembre para el jardinero es un mes de descanso.

Videos relacionados

Sobre la poda de árboles frutales en diferentes épocas del año, sus objetivos, secuencia y condiciones en el video:

Es posible comenzar a podar solo con una comprensión completa de los procesos que ocurren en la planta y las leyes de su desarrollo; de lo contrario, es probable que la intervención sea dañina. Es necesario estudiar cuidadosamente las reglas para podar este cultivo o invitar a una persona conocedora; luego, el árbol traerá cosechas abundantes y sabrosas durante mucho tiempo.


Ver el vídeo: Truco básico de Poda dar forma de arbolito Dominancia apical y auxinas