Cultivar ajo al aire libre como negocio

Cultivar ajo al aire libre como negocio

El ajo es uno de los cultivos de hortalizas más populares del mundo, por lo que un negocio basado en su cultivo debería generar buenos ingresos. Además, tales plantas se caracterizan por la falta de pretensiones en el cuidado y una buena resistencia a las condiciones climáticas adversas... Estos factores hacen posible el cultivo de cabezas picantes en todas las regiones del país. En esta revisión, hablaremos en detalle sobre cómo plantar y cuándo cosechar el ajo, cuánto material de siembra se necesita y cuál es el rendimiento por hectárea.

¿Cuál es el rendimiento del ajo?

El ajo se cultiva en todo el mundo. Esta verdura picante se usa como complemento de muchos platos. Se consume fresco, marinado, salado, guisado y elaborado según muchas otras recetas. Antes de comenzar a cultivar este cultivo, debe familiarizarse con sus características. Los jardineros dividen las variedades de ajo en dos grupos principales:

  1. Primavera: plantado a principios de primavera. Estas variedades producen cabezas pequeñas y densas con dientes picantes pero no demasiado afilados. La vida útil de tales frutas puede ser de hasta 12 meses;
  2. Invierno: plantado a mediados de otoño. La cosecha resultante es de gran tamaño, dientes suaves y hermosos con un rico sabor picante. La principal desventaja de este tipo será una corta vida útil de 3-4 meses.

La productividad está en un nivel bastante alto. Dependiendo de la variedad y las condiciones de cultivo, se pueden cosechar cien metros cuadrados de 100 a 500 kilogramos, respectivamente, de 10 a 50 toneladas por hectárea.

¿Puedes cultivar ajo para la venta?

El cultivo de ajo para la venta es una actividad bastante rentable, porque el precio de esta hortaliza en el mercado siempre se mantiene alto, y la sencillez de realizar trabajos agrotécnicos permite que incluso un jardinero novato los lleve a cabo. La principal dificultad será encontrar canales de venta, porque el número de ofertas para la venta de estas hortalizas es enorme.

Para el cultivo, no es necesario construir invernaderos y otras estructuras, todo el trabajo se realiza en campo abierto. Este factor reduce significativamente el presupuesto inicial. Sin embargo, vale la pena recordar que la cosecha de cabezas picantes se puede obtener solo una vez al año, por lo que debe cuidar las condiciones de almacenamiento de las verduras con anticipación.

Un negocio basado en el cultivo de ajo es especialmente beneficioso para las personas que poseen un terreno. Pero incluso si esto no está disponible, no debe molestarse, el suelo siempre se puede alquilar, dependiendo de la región, dicho servicio costará de 5 a 80 mil rublos por hectárea durante una temporada.

Alquilar terrenos en la región de Moscú y la región de Moscú puede costar mucho más que en las áreas circundantes, por lo que vale la pena considerar la ubicación del sitio con anticipación.

Un negocio de ajo puede generar buenos ingresos por un costo inicial mínimo. Muchas fuentes recomiendan comenzar el cultivo en áreas pequeñas y aumentar gradualmente el área plantada.

Ventajas y desventajas de un negocio de ajo

Cultivar ajo con el propósito de venderlo más se considera una idea de negocio rentable, porque a menudo termina en éxito. Tal caso tiene muchas ventajas:

  1. El ajo es un cultivo de hortalizas muy popular. que siempre está en demanda, por lo que siempre habrá canales de venta, incluso si tienes que esforzarte mucho para ello;
  2. La vida de un negocio de este tipo puede comenzar. de una parcela de jardín ordinaria de 6 acres, será suficiente para obtener ingresos estables y dignos;
  3. El negocio del ajo no requiere mucho capital inicial;
  4. El ajo es cultura sin pretensiones, que se puede cultivar en casi cualquier suelo;
  5. El cumplimiento de reglas simples para el cultivo de plantas ayudará. obtener una rica cosecha;
  6. Recibió las cabezas se almacenan el tiempo suficiente, por lo tanto, si organiza adecuadamente los canales de distribución y proporciona condiciones de almacenamiento, puede obtener ganancias durante todo el año.

Pero este negocio también tiene sus inconvenientes. El cultivo de ajo en grandes áreas requerirá la participación de equipos especiales, cuyo alquiler es bastante costoso. No debemos olvidarnos de los factores naturales, porque una cultura que crece en campo abierto puede morir bajo la influencia de un clima desfavorable.

Otra desventaja será la imposibilidad de cultivar ajo en la misma parcela de tierra durante más de 3 años seguidos.

¿Dónde debería iniciar un negocio de ajo?

Negocio de ajo Comience con la selección de una parcela de tierra adecuada. Dado que este cultivo crece bien en campo abierto, la construcción de invernaderos será un trabajo innecesario que solo trae costos adicionales.

Para obtener una rica cosecha, es suficiente usar una pequeña cabaña de verano, de varios cientos de metros cuadrados. En la primera etapa del desarrollo empresarial, tal área será suficiente. Con la expansión del sitio, aumentarán tanto las ganancias como la complejidad del procesamiento, lo que requerirá costos adicionales, por lo tanto primero debe conseguir clientes habituales que estén listos para comprar productos y solo después de eso aumentar el área sembrada.

En el caso de que un empresario novato no tenga un terreno en su propiedad, se lo puede alquilar. Su precio dependerá de la región elegida, la calidad del suelo, etc.

Plantar y dejar

Una vez seleccionada la parcela de tierra, debe encargarse de comprar material de siembra. Para cultivar ajo, use sus dientes o un diente.obtenido cultivando puntas de flecha de ajo. Los jardineros experimentados recomiendan prestar atención a las variedades de alto rendimiento que están regionalizadas para la región de cultivo.

También vale la pena decidir qué tipo de ajo se cultivará para el invierno o la primavera. En el primer caso, la cosecha resultará más grande y hermosa, y en el segundo, será más madura.

Equipos y trabajadores necesarios

Al cultivar este cultivo en una pequeña parcela de tierra, se puede plantar y cosechar manualmente, mientras para procesar 1 hectárea de suelo, necesitará equipo especial... Esto incluye un tractor con tecnologías montadas, adecuado para la siembra o un tractor de empuje.

Alquilar un tractor junto con un trabajador costará al menos 50-70 mil rublos, mientras que el pago por dicho servicio tendrá que ser anual. La opción más económica sería comprar su propio tractor con operador a pie. Su precio dependerá de la configuración, fabricante, tipo de motor y muchas otras características. Este indicador varía en el rango de 20 a 80 mil rublos.

También tendrás que comprar herramientas de jardín, que incluyen palas, regaderas, rastrillos, horquillas, azadas, etc.

Cuando se cultiva en grandes superficies a escala industrial, será muy difícil prescindir de los trabajadores. Es mejor contratarlos para trabajos de temporada.

Plantación en primavera y otoño en campo abierto.

El momento de la siembra del ajo dependerá del tipo elegido:

  • variedades de invierno plantado en otoño: a fines de septiembre y mediados de octubre, 3-4 semanas antes de la primera helada;
  • primavera - sembrado en campo abierto en abril, cuando el suelo se calienta hasta 5-7 grados.

Al cultivar ajo, es muy importante elegir el lugar correcto para plantar:

  1. La trama debe ser abierto y soleado;
  2. No se permite el uso de tierras en las que derretir el agua y la precipitación se acumula... También vale la pena asegurarse de que el agua subterránea esté a un nivel profundo;
  3. No se recomienda plantar ajo donde antes crecían cebollas, zanahorias, pepinos y tomates. Los predecesores deseados serían repollo, legumbres, calabaza, calabacín o verduras.

Para obtener una buena cosecha hay que tener en cuenta que el ajo prefiere las margas neutras. Independientemente del momento de la siembra, a principios de septiembre, el suelo se desentierra, se limpia de malezas y escombros, después de lo cual se aplican los siguientes fertilizantes:

  • 1 cubo de humus;
  • 50-60 gramos de superfosfato;
  • 50-60 gramos de nitrato de amonio.

El ajo de invierno se coloca en surcos espaciados entre 25 y 30 centímetros. La distancia entre las puntas será de 12 a 15 centímetros. El material de siembra se entierra 15-20 centímetros, esto es necesario para que los dientes no se congelen durante el invierno. Inmediatamente después del trabajo de siembra, se cubren con una capa de turba o aserrín de 7 centímetros. Si los inviernos en las regiones son helados, pero con poca nieve, se recomienda utilizar adicionalmente ramas de abeto o agrofibra.

Independientemente del tipo elegido, los dientes deben profundizarse estrictamente verticalmente.

El ajo de primavera se coloca mucho más denso, la distancia entre los surcos será de 15-20 centímetros, y entre plantas individuales de 7 a 10 centímetros. Los dientes están enterrados de 6 a 8 centímetros.

Cuidado de la plantación

Para obtener una cosecha rica que sea fácil de vender en mono, debe cuidar adecuadamente las plantaciones y cumplir con varias reglas básicas:

  1. Las camas de ajo se necesitan con regularidad. para quitar las malas hierbas y soltarlas;
  2. El riego se realiza moderado, durante la temporada de crecimiento y la formación de bulbos, el suelo siempre debe estar húmedo. El riego de las plantaciones debe detenerse 2-3 semanas antes de la cosecha;
  3. Después de cada riego, se recomienda cubrir el suelo con mantillo;
  4. Para formar cabezas más grandes es necesario pellizca las flechas, más de 15-20 centímetros de largo;
  5. También las plantas necesitan alimentación. En la primavera, después de que aparecen las primeras hojas, el ajo se fertiliza con fertilizantes nitrogenados, como la urea. Después de 15-20 días, se aplican fertilizantes minerales complejos. Cuando aparecen 5-6 hojas en el ajo, se alimenta con fertilizantes de fósforo y potasio.

Cultivar ajo es bastante fácil, pero al mismo tiempo un proceso minucioso y laborioso. Siguiendo todas las reglas para plantar y cuidar las plantas, se garantizará una rica cosecha.

Cosecha

La recolección de cabezas de ajo picantes se realiza con mayor frecuencia a mano, para ello se extraen con una horquilla o se extraen por la parte aérea. El momento de la cosecha dependerá del clima. Por lo general, tanto en Rusia como en Ucrania, el ajo de invierno se cosecha a principios de agosto y el ajo de primavera a principios de septiembre. La determinación más precisa de la madurez del cultivo puede ser mediante las flechas, que comienzan a ponerse amarillas y caen al suelo.

Para conservar la cosecha el mayor tiempo posible, se recomienda realizar las siguientes acciones:

  1. Inicialmente, las cabezas se limpian de tierra y dejar secar 20 días a una temperatura de 25-30 grados;
  2. Entonces es necesario cortar raíces y hojas, el cuello se acorta a una longitud igual a 2-5 centímetros.

La cosecha de ajo se almacena en una habitación seca y fresca, la humedad del aire en el que debe estar en el rango del 60-80 por ciento.

Cómo vender productos

Vender ajo es un paso muy importante, porque de ello dependerá el éxito del negocio que inicies. Existen varias opciones para comercializar el cultivo resultante:

  1. Venta al por menor en punto propio. Esta opción es la más cara, pero al mismo tiempo la más cara, porque tendrás que alquilar un punto de venta y contratar a un empleado;
  2. Venta al por mayor a varias bases, grandes cadenas de tiendas, para diversas industrias, etc.;
  3. También puedes ajo vender a restaurantes y otros establecimientos Abastecimiento.

Vender ajo es bastante difícil, porque el mercado está lleno de este tipo de ofertas, pero si encuentra un comprador habitual y produce productos de calidad, no tiene que preocuparse por este tema.

¿Cuál es la rentabilidad de un negocio de 100 metros cuadrados y 1 hectárea?

Cálculo de rentabilidad (ingresos y gastos recibidos) se producirá en función del tamaño del área cultivada, los ingresos recibidos se calculan de la misma manera.

1 son1 ha
Papeleo10,000 RUB10,000 RUB
Arrendamiento de tierras50 p.5,000 RUB
Adquisición de material vegetal (clavo)3750 RUB375.000 RUB
Costos de fertilizantes y servicios públicos150 p.15.000 RUB
Renta de equipo75.000 RUB
Compra de inventario30.000 RUB30.000 RUB
Salarios del personal40.000 RUB
Total43,950 RUB550.000 RUB

Dependiendo de la variedad seleccionada, se pueden obtener de 10 a 50 toneladas de cosecha de una hectárea.Dado que se puede vender 1 kilogramo por 110 rublos, el ingreso mínimo será de 1,1 millones de rublos. Con el mejor resultado, esta cantidad puede aumentar hasta 5 veces.

Con base en todos los cálculos presentados anteriormente, podemos llegar a la conclusión de que una empresa ya puede pagarse por sí sola durante 1 año de existencia.

Plan de negocios

Antes de comenzar un negocio de ajo, debe elaborar un plan de negocios competente, que indicará todos los detalles importantes:

  1. En primer lugar, es necesario describir la variedad cultivada, su sabor, rendimiento y otras características;
  2. El segundo punto importante será una descripción de las áreas cultivadas;
  3. El plan de negocios debe incluir un plan de producción, que incluirá descripción del proceso de plantación y tecnología de cuidado para plantas;
  4. También necesita especificar canales de distribución garantizados, con quien ya se ha celebrado un acuerdo;
  5. La última y más importante parte del plan de negocios será cálculo de gastos e ingresos estimados.

El cultivo de ajo para la venta es un proceso laborioso pero muy interesante y rentable. Con la elección acertada de la variedad y obteniendo una hermosa y sabrosa cosecha, la empresa puede amortizar y generar ingresos netos en el primer año despues de aterrizar.


Cultivo de ajo como negocio para pequeñas parcelas de tierra

El cultivo de ajo atrae con su relación de rendimiento y costo mayorista. Su precio de compra comienza en $ 1,3 y el rendimiento llega hasta las 13 toneladas / ha.

En la búsqueda de la independencia financiera y la libertad de un empleador, hoy en día para muchos resulta cada vez más atractivo crear su propio negocio. Al mismo tiempo, a menudo estos emprendedores de nueva creación no tienen grandes cantidades de inversión inicial. Es por eso que uno de los criterios importantes para iniciar su propio negocio es la necesidad mínima de inversión inicial.

Cultivar ajo como un negocio con una mínima inversión es exactamente la opción para iniciar un negocio que no requiere inversiones especializadas y tiene una alta rentabilidad. Para obtener un resultado alto y obtener ganancias, debe conocer la tecnología de cultivo y comprender los matices de este negocio.


Fechas de desembarque

Hoy en día, los criadores han logrado producir muchas variedades excelentes de ajo. Entre ellos, puede elegir tres para cultivar en su propia parcela personal. Estos son cultivos de invierno que no disparan, cultivos de invierno que no disparan y variedades de primavera que no disparan, conocidas por los jardineros experimentados. En cuanto a sus rasgos característicos, los cultivos de invierno maduran temprano, tienen cabezas y dientes grandes y tienen buenos rendimientos. Pero no se pueden almacenar por mucho tiempo. Utilizado para la preparación de diversos platos y conservación.

Las variedades de invierno incluyen como Yubileiny Gribovsky, Komsomolets, Boguslavsky, Gulliver, Petrovsky y otras. Las variedades de primavera requieren condiciones especiales de almacenamiento y pueden almacenarse durante mucho tiempo. Los tipos populares para plantar en campo abierto son Yelenovsky, Ershovsky, Degtyarsky, Gafuriysky, blanco ucraniano.

Se recomienda plantar las variedades de ajo de invierno, que tienden a formar un bulbo con 2 a 6 dientes grandes, y que no brotan, que forman un bulbo de múltiples puntas, en el sitio 35 a 45 días antes de las heladas. Esta vez cae en la segunda quincena de septiembre - principios de octubre. Antes de plantar, se seleccionan bulbos grandes y medianos, divididos en puntas, que no pesan más de 6 gramos. No se utilizan bombillas de 2 a 3 puntas. Se aconseja actualizar el material de siembra cada 3 a 4 años.

El momento recomendado para plantar ajo de primavera es a principios de la primavera. Puede planificar la siembra para los primeros días de la siembra, pero a más tardar los primeros diez días de abril.

Los bulbos de primavera son a menudo bulbos de varios dientes. Es mejor no elegir dientes de tamaño mediano para plantar.


Las variedades de primavera se plantan en el suelo del 20 al 25 de abril. Sus dientes son mucho más pequeños que los de los cultivos de invierno. Al plantar, no es necesario presionar demasiado los dientes en el suelo, ya que compacta el suelo con fuerza y ​​el crecimiento de las raíces se retrasará. Basta con hacer un surco de la profundidad requerida y esparcir la semilla a cierta distancia.

Después de la brotación, los cultivos deben alimentarse con fertilizante mineral. Para hacer esto, prepare una solución especial de 10 litros de agua, 1 cucharada. cucharadas de urea y 1 taza de gordolobo. Por 1 metro cuadrado. El medidor consume 3 litros de la solución resultante. Después de 10 días, se repite la alimentación. En el futuro, el cuidado y cultivo del ajo de invierno y los cultivos de primavera se reduce a desyerbar y aflojar el suelo. Hasta finales de mayo, el suelo debe mantenerse húmedo. El área debe regarse 5-6 veces al día.

Cuando los bulbos comienzan a formarse, se agrega un apósito de fósforo y potasio. Para hacer esto, diluya 1 cucharada en 10 litros de agua. una cucharada de sulfato de potasio y 2 cucharadas. cucharadas de superfosfato doble. Por 1 metro cuadrado. El medidor debe hacerse 5 litros de solución. Después de 10 días, se repite el procedimiento. Además, los cultivos se rocían con ceniza de madera: 1 vaso por 1 metro cuadrado. metro. Para mantener las cabezas grandes, las flechas deben eliminarse con regularidad.


Plantar ajo al aire libre

La siembra de ajo de invierno y primavera tiene algunas diferencias. Los revelaremos en detalle.

Selección del sitio y preparación del jardín.

En cualquier caso, el ajo necesita una buena iluminación y ventilación. Por lo tanto, el lugar para ello se elige abierto, plano, seco, sin inundaciones.

Para cultivar ajo, elija un lugar uniforme y soleado sin inundaciones.

En suelos anegados, el ajo se moja y se pudre. Para evitar esto, a menudo se planta en camas altas; esto es especialmente cierto para el ajo de invierno. Los mejores suelos son franco y franco arenoso con acidez neutra. Y también es necesario seguir los principios de rotación de cultivos. No vale la pena plantar ajo durante 3-4 años después de cultivos como:

  • patatas
  • tomate
  • remolacha
  • cualquier tipo de cebolla
  • ajo.

El ajo se sentirá bien después de tales cultivos:

  • cualquier grano (excepto cebada y avena)
  • calabacín
  • calabaza
  • calabaza
  • repollo
  • legumbres
  • fresas y fresas.

La cama del jardín debe prepararse a más tardar 3-4 semanas antes de plantar, y para el ajo de primavera es mejor prepararlo en el otoño. En este caso, el suelo debe excavarse profundamente y al mismo tiempo fertilizarse:

  • compost o humus a razón de 5-10 kg / m 2
  • superfosfato - 40 g / m 2
  • ceniza de madera - 1-2 l / m 2.

Fechas de aterrizaje

Como ocurre con cualquier otro cultivo, las fechas de siembra dependen de la región de cultivo, o más bien, de las condiciones climáticas de una región en particular. Al elegir la fecha óptima de siembra del ajo de invierno, debe saber que es importante que tenga tiempo de echar raíces antes de que comience la primera helada. Las variedades resistentes al invierno pueden soportar heladas de hasta -25 ° C, pero si el ajo no ha tenido tiempo de echar raíces bien, entonces ya se congelará a -10 ° C. Por lo tanto, se cree que el momento de la siembra debe elegirse de 3 a 4 semanas antes de la aparición de heladas estables, y es mejor plantar antes que después. Si el ajo incluso logra subir 2-3 centímetros, formando 1-2 hojas, entonces no da miedo. Los expertos creen que es óptimo plantar ajo de invierno cuando la temperatura del suelo es de 10-12 ° C.

El ajo de primavera no le gusta el clima seco y la tierra seca al plantar. Por lo tanto, es mejor plantarlo tan pronto como la nieve se derrita y el suelo se caliente a + 5-7 ° C. Las heladas de retorno no interferirán con el desarrollo de la verdura, ya que tiene buena resistencia a las heladas. Si se retrasa con la siembra, el rendimiento disminuirá, ya que la formación de raíces y hojas de ajo se produce activamente a una temperatura de 4 a 10 ° C, y a una temperatura más alta, el crecimiento se ralentiza en gran medida.

Plantar ajo de invierno

Este proceso es absolutamente sencillo y se ve así:

    El material de siembra se prepara inmediatamente antes de plantar. Para esto:
      Las cabezas se desmontan en dientes separados y se calibran. Los más grandes se eligen para plantar y los pequeños se dejan para comer. En este caso, se aplica la regla: cuanto más grande sea el diente, más grande crecerá el bulbo. Y viceversa.

    Los dientes más grandes se eligen para plantar.

    Antes de plantar las cebolletas, las desinfecto en una solución débil de permanganato de potasio.

    Por lo general, el ajo se planta en lechos largos de tres filas a intervalos de 25 centímetros.

    Con el inicio de las heladas, el jardín con ajo de invierno se cubre con paja.

    Plantar bulbos de ajo

    Un lecho para plantar bulbos se prepara de la misma manera que para los clavos. El tamaño de las bombillas debe ser de al menos 4-5 milímetros, o incluso mayor. Los bulbos de aire se pueden plantar a fines del otoño en un momento en que no tienen tiempo de germinar antes del inicio de las heladas. Esto debería suceder a principios de la primavera. Y también puedes guardar los bulbos hasta primavera en una bolsa de lona a temperatura ambiente y plantarlos en las camas al mismo tiempo que los clavos. En este caso, los bulbos se colocan en un refrigerador para apagarlos 30-40 días antes de plantar. El intervalo de siembra debe ser de 3-4 centímetros y la profundidad de siembra debe ser de 2-3 centímetros.

    Para la siembra, use bulbos con un diámetro de al menos 4-5 mm.

    Plantar ajo de primavera

    El ajo de primavera, a diferencia del ajo de invierno, forma muchos dientes (hasta 15-30) que crecen en 2-3 capas. Para la siembra, solo se utilizan los dientes más grandes de la capa exterior, y el resto se utiliza como alimento o se siembra con otros cultivos para repeler las plagas. Dado que el ajo de primavera se planta en primavera, su profundidad de siembra debe ser menor que la del ajo de invierno. Después de todo, no es necesario protegerlo de las heladas y debe crear las condiciones para una germinación más rápida. Por lo tanto, las ranuras para su aterrizaje se realizan a 4-5 centímetros de profundidad. El intervalo de siembra en una fila también es pequeño, alrededor de 6-7 centímetros, ya que los dientes de ajo primaverales son mucho más pequeños. Para acelerar la aparición de las plántulas, puede germinar los dientes envolviéndolos en un paño húmedo durante varios días.

    Las reglas para el cuidado del ajo durante el cultivo son las mismas para ambos tipos. Son sencillos y consisten en realizar los procedimientos habituales para cultivos de huerta.

    Regando

    En la primavera después de la germinación, el ajo necesita un riego regular. Su frecuencia depende de las condiciones climáticas específicas de la temporada actual. Es importante mantener la humedad constante del suelo a una profundidad de 40 centímetros, evitando que se seque. Siempre que las camas estén cubiertas con mantillo, generalmente son suficientes 1-2 riegos por semana. Zy 4-5 semanas antes de la cosecha esperada, se detiene el riego. Es conveniente regar con sistemas de riego por goteo.

    El mejor vestido

    El ajo necesitará aderezo en la primavera durante el período de ganancia de masa vegetativa. Por lo general, después de 2-3 semanas, se riega los lechos con una solución de urea (20-30 gramos por cubo), usando 10 l / m 2. Entonces es recomendable alimentar el ajo con fertilizantes orgánicos líquidos dos veces con un intervalo de 2-3 semanas. Lo mejor es usar estiércol de pollo, disolviéndolo en agua (proporción 1:10), y en su ausencia, puede usar gordolobo (2:10). Al igual que el riego, la alimentación se detiene 4-5 semanas antes de que madure la cosecha.

    Es mejor alimentar el ajo con fertilizantes orgánicos líquidos.

    Tratamiento

    El ajo generalmente es resistente a la mayoría de enfermedades y plagas. A menudo se usa para combatir estos problemas en otras plantas. Pero aún así, a veces (generalmente con cualquier violación de la tecnología agrícola), él mismo está expuesto a enfermedades fúngicas como podredumbre, óxido, moho, mildiú velloso. Para la prevención y control de los mismos, es mejor utilizar preparaciones biológicas (biofungicidas), por ejemplo, Fitosporin o Trichodermin. La fitosporina es más eficaz como agente profiláctico, se utiliza para tratamientos a intervalos de 2-3 semanas a lo largo de la temporada. Además, también es una excelente alimentación foliar, absolutamente inofensiva para el ser humano. Trichodermin funciona bien contra la pudrición de la raíz y otros hongos. Puede usarse cuando se detectan signos de enfermedad.

    Las plagas más conocidas del ajo son la mosca de la cebolla, la polilla de la cebolla y el nematoma del tallo. Con menos frecuencia, el ajo es atacado por gorgojos y ácaros. En cuanto a los insectos voladores (mosca, polilla), lo mejor es utilizar tratamientos repelentes con infusiones de tabaco, ceniza o una solución de 1 cucharada de queroseno en un balde de agua durante su vuelo. De los medios químicos de protección, se pueden recomendar los siguientes insecticidas:

    • Alatar
    • Iskra-Bio
    • Fitoverm y otros.

    El nematoma del tallo es una forma parásita de helmintos (gusanos) que viven en el suelo y penetran en el ajo por el fondo. La lucha contra esta plaga es difícil y es mejor aplicar medidas preventivas. Si existe el riesgo de infección por nematoma en el sitio (o la enfermedad se notó antes), se debe realizar un tratamiento del suelo antes de plantar.

    Tabla: preparaciones para el tratamiento del suelo contra nematoma.

    Una drogaDosisTiempo de procesamiento
    Vidat1-2 g por pocilloAl aterrizar
    Ácido peracético5 l / m 2 Principios de otoño
    FormalinaConcentración 1:25, caudal 5 l / m 2
    Tiazon250 g / m2 mezclado con arena 1: 3A mediados de septiembre
    Carburación200 ml / m 2 Finales de agosto

    Cosecha y almacenamiento

    El ajo de invierno generalmente madura a mediados de julio y el ajo de primavera a fines de agosto o principios de septiembre. La preparación para la limpieza está determinada por la presencia de algunos signos. Si el ajo tiene punta de flecha, entonces la señal para comenzar a cosecharlo es la apertura de la cápsula de semillas. El segundo signo es el color amarillento de las hojas inferiores y el tallo. Si esto sucede, entonces no vale la pena retrasar el comienzo de la excavación del cultivo. Los bulbos de ajo demasiado maduros se descomponen y se almacenan mal. Al mismo tiempo, el ajo inmaduro extraído temprano será blando e inadecuado para el almacenamiento.

    El color amarillento de las hojas y las partes inferiores del tallo del ajo indica que está listo para la cosecha.

    Los bulbos se cavan en tiempo seco y se colocan a lo largo de las camas durante 2-3 días para que se sequen. Si existe el riesgo de que llueva, el secado se puede hacer debajo de un cobertizo, en un cobertizo o en el ático. Este proceso dura hasta que la parte superior esté completamente seca (generalmente de 1 a 3 semanas). En este momento, la nutrición de los tallos y las hojas continúa siendo absorbida por los bulbos y acumulan masa. Después de eso, se cortan las puntas, dejando colas de 2-3 centímetros de tamaño. El ajo de primavera a menudo no se recorta, sino que se trenza y se cuelga en un lugar seco.

    El ajo extraído se coloca a lo largo del lecho del jardín durante 2-3 días para que se seque.

    En general, el tema del almacenamiento de ajo es bastante extenso, es tema de discusión en foros donde se ofrecen muchas opciones. Sin profundizar en la jungla, notamos un parámetro importante: la temperatura durante el almacenamiento del ajo de invierno debe estar dentro de + 1-3 ° C, y el ajo de primavera - 16-20 ° C.

    Video: una forma de almacenar ajo en frascos.


    Organización empresarial del ajo

    La elaboración de un plan de negocios es la etapa inicial de la organización de cualquier negocio. Una planificación cuidadosa garantizará operaciones comerciales seguras y rentables, además de proteger contra posibles riesgos y obstáculos. Pero aquí también todo depende de la escala de la empresa. Es poco probable que un jubilado tenga la necesidad de elaborar un plan de negocios para cultivar ajo en su cabaña de verano. Sin embargo, para una granja, la planificación es necesaria e inevitable, ya que no será posible hacer ese negocio solo.

    Cálculo de capital para plantar y cultivar.

    El negocio de cultivar ajo es especialmente rentable si posee un terreno, ya que se requerirá capital adicional para alquilar el terreno. Si su actividad empresarial en esta dirección recién está comenzando, entonces es mejor limitarse a un área pequeña, no más de 1 hectárea; es problemático procesar un área grande manualmente. Tendrás que contratar personal, lo que también se traducirá en gastos adicionales.

    Además de la parcela de tierra, también necesita un juego (dientes de ajo). El precio de mercado de las semillas es de 30-200 rublos por 1 kg. El costo depende de la variedad de ajo, por lo tanto, cuando compre semillas, piense detenidamente en lo que es más importante: ahorrar en variedades baratas y obtener un rendimiento promedio, o comprar la mejor semilla y obtener un alto rendimiento y grandes ganancias.

    Para cultivar ajo al aire libre, necesita fertilizante. Alimentar las plantas tres veces al día durante la temporada costará de 4 a 5 mil rublos. Quizás se necesitarán uno o más trabajadores temporales durante la siembra y la cosecha, cuyo trabajo también deberá ser remunerado.

    Si se planea la venta al por menor de la cosecha, es necesario cuidar el almacén y los contenedores de almacenamiento. En este sentido, es más rentable vender productos a granel e inmediatamente, con el fin de reducir los costos de almacenamiento.

    En general, el capital inicial total para este negocio puede ser de 20 a 40 mil rublos. Todo depende de si contratarás asistentes, o lo harás tú mismo, si necesitas alquilar un almacén y otros momentos de trabajo. Para el cultivo industrial de cultivos en campo abierto, se requiere el registro de una granja, y esta es una inversión completamente diferente.

    Debe tener en cuenta los costos de tales problemas organizativos:

    • registración de negocio
    • arrendamiento de tierras
    • compra de equipo, inventario
    • semilla
    • aditivos minerales y fertilizantes
    • alquiler de almacén
    • contratar personal y pagar por su trabajo.

    En este caso, el tamaño del capital inicial dependerá de la escala del cultivo de ajo al aire libre. Un cálculo aproximado de fertilizantes y semillas se presenta arriba usando el ejemplo de un área de 1 hectárea, más los costos de resolver problemas organizacionales.


    Producción

    La tecnología de cultivo de ajo a escala industrial implica un estricto cumplimiento de ciertas reglas en cada etapa de la temporada de crecimiento del cultivo.

    Las condiciones más importantes para obtener una cosecha de élite son:

    1. Determinación de la posición correcta en la rotación de cultivos.
    2. La elección óptima del material de siembra (teniendo en cuenta las condiciones climáticas de una región en particular)
    3. Uso adecuado de métodos agrotécnicos en la lucha contra plagas y enfermedades.
    4. Vendimia inmediata en el momento más favorable.


    Ver el vídeo: Ajos Arequipeño, el mejor ajos del Perú y del mundo!